READ IN: English

Han pasado 10 años desde que Astrid Andersen (@astridandersens) lanzó su marca homónima; desde entonces, el panorama de la moda masculina ha experimentado un cambio irreconocible.

Astrid Andersen FW2020

Mientras que su visión lujosa del street podría haberse colado hasta las casas más grandes de París, como respuesta, la danesa ha decidido pasar las últimas temporadas alejándose de sus instintos de calle anteriores, para adentrarse en un territorio cada vez más personal.

Astrid fue de las primeras en concebir el mix entre sport-street y lujo. Hoy lo tenemos interiorizado, pero es importante resaltar que ella fue de las primeras en apostar por este new-luxe. 

De vuelta a su feudo, Londres – después de presentar en NY  la temporada pasada -, la diseñadora se apoya en estampados que le recuerdan a su casa natal además la colección se llena de referencias a los 70; una especie de Woodstock de hypebeasts. Pieles, texturas de brillo y el clásico satén.

Una colección que mezcla lo mejor de la Astrid de hace 10 años con su nueva visión, igual de positiva pero lejos de aquella extravagancia exagerada que tanto amor / odio provocaba.