READ IN: English

Miley Cyrus por fin saca a la luz su último trabajo “Plastic  Hearts” con doce temas y tres colaboraciones con Dua Lipa, Billy Idol y Joan Jett. 

Con la presentación de este nuevo album, Miley cierra un ciclo de dos años muy intensos en los que se ha encontrado a sí misma. Este cambio se debe a que en 2018 su casa de Malibu (California) se incendió y con ella, parte inédita de su trabajo musical apenas terminado. Ella misma ha comentado que la naturaleza destruyó lo que ella no se atrevía a dejar marchar.

Mi casa se incendió, pero me encontré a mí misma en sus cenizas” dice Miley Cyrus refiriéndose a la transformación personal y profesional que ha vivido durante estos dos años. Con estas palabras, la artista da paso a su séptimo disco, demostrando así que nada esta escrito y que Plastic Hearts es el ave fénix de su carrera.

“I was fucking born to make the record” – He nacido para hacer este puto disco – No es de extrañar que Miley se refiriese así a su nuevo trabajo, sabiendo que sus musas han sido mujeres luchadoras y fuertes como Stevie Nicks con quien tiene el remix de Midnight Sky, Joan Jett con quien interpreta Bad Karma y Debbie Harris, cuyo testimonio da forma al tema Heart of Glass.

Miley Cyrus la nueva diva del glam punk

La estética glam punk rodea toda la idea del disco tanto en instagram como en la cover del album. No podemos evitar que nos recuerde al icono de la música pop rock, Blondie.

La voz de la artista suena más grave y desgarradora que nunca. Tanto es así que nos hace sentir nostalgia por el rock de los 80. La trayectoria de todos los temas de Plastic Hearts, termina cuando nos traslada a su maravilloso directo en Save Our Stages Fest, momento en el que interpreto Zombie de The Cranberries.