READ IN: English

Un nuevo enfoque de la sociedad parisina que Demna quiso readaptar: “es mi manera de modernizar el estilo parisino”.

Balenciaga FW19

Esta temporada FW19 Balenciaga ha optado por revisar la herencia de la marca y reinterpretarla con claras alusiones a referencias tecnológicas. Los modelos recorrieron una localización que apostó por la oscuridad, con paredes negras y alfombras negras. Muchos de ellos portaban bolsas de supermercado o crossbags – muchos crossbags estuvieron presentes – con botellas de agua, algo que conectaba con las notas sobre el desfile que rezaban: Balenciaga es el día a día: recoger lo necesario, pasear por París en motocicleta y reunirse con amigos para tomar algo después del trabajo. 

El oversize vuelve a ser una constante – sobretodo en el outerwear -, las botas de estética “moto” y los tacones afilados también. Algo que fue muy novedoso – no cool – fueron las puffer, bombers, jerseys y camisas en las que las mangas no partían de los hombros, sino que se extendían desde detrás del cuello, dando lugar a una silueta encorvada y un poco fuera de lugar. Junto a este nuevo patrón destacaron  los vestidos y jerséis que tenían un aro circular rígido alrededor del escote que se apoyaba torpemente en la clavícula de las modelos.

Lo más formal, los trajes, se sustentaron en tejidos relajados alejándose de la “class” para adentrarse de lleno en el fashion.

Balenciaga FW19

Una propuesta nada excepcional y que no nos muestra lo mejor de Demna. Prendas complicadas sin mucho sentido, poco argumento y nada que de que hablar. No es la mejor colección de Gvasalia en la casa, sin embargo estamos completamente seguros que muchos encontraréis el #mood de elevarla.