READ IN: English

Brandy Melville, la marca californiana de moda joven, ha sido acusada por seguir un comportamiento discriminatorio contra sus trabajadores.

Todo adolescente que haya sido usuario de Tumblr allá por 2013 ha estado obsesionado alguna vez en su vida con Brandy Melville. Y es que la marca nacida en California supo conquistar el corazón de los jóvenes siguiendo una estética de lo más cool. Pues bien, ahora vuelve a estar en el punto de mira (ya lo había estado anteriormente por ofrecer un rango de tallas muy reducido).

Las críticas comenzaron a surgir tras analizar a las dependientas de las tiendas de la marca, que seguían todas un mismo patrón; modelos notablemente blancas y extremadamente delgadas. Un nuevo informe publicado por Business Insider ha desvelado la cultura tóxica que promueve la marca, con actitudes racistas, sexistas y antisemitas.

Según fuentes cercanas a la empresa, cada día las jóvenes que trabajan para Brandy Melville deben enviar una foto de cuerpo entero a los ejecutivos de la empresa. Si Stephan Marsan, el director general, considera que la chica es poco atractiva o que su peso es mayor que el del estándar, exige su despido. Por otro lado, si considera que hay demasiadas mujeres negras, las sustituye por dependientas blancas.

Luca Rotondo, antiguo vicepresidente senior de la marca, también confesó que algunos propietarios de tiendas canadienses denunciaron a la empresa tras ser despedidos por negarse a despedir a trabajadores por su raza o aspecto.

Para más noticias de actualidad, visita nuestra web.