READ IN: English

El gigante tech lanzaba recientemente su nuevo iPhone 12, por primera vez en la historia, sin cargador ni auriculares incluidos en el pack. Pues bien, justificaba el hecho por razones ambientales, recibiendo a su vez una crítica global por parte de los adictos a la manzana tecnológica. Apple tampoco ha ‘comprado’ la opinión del gobierno brasileño, quien requiere la inclusión de cargadores con dicho móvil para el estado de São Paulo.

Brasil exige a Apple que incluya cargadores en el iPhone 12

El gobierno estatal cuestionó a Apple sobre los beneficios ambientales reales de no incluir un cargador, y requirió a la compañía que probara que su omisión no perjudicaría a los consumidores. La réplica del imperio tecnológico fue que “la mayoría de los consumidores ya tenían cargadores, y que ello también reduciría las emisiones de carbono”.

Dicha respuesta no convenció al gobierno brasileño, quien consideró que el adaptador de corriente era un componente prioritario y esencial en el uso del iPhone 12. El no cumplir la demanda iría contra el Código de Defensa del Consumidor Brasileño, y conllevaría una multa. Apple está ahora entre la espada y la pared.