READ IN: English

La última colección de Karl Lagerfeld, Métiers d’Arts, se mostró en el ala egipcia del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, y la convivencia entre la propuesta de Chanel y la escenografía fue sublime.

Chanel Pre-Fall - 2019

El antiguo Templo de Dendur fue un regalo de Egipto a los Estados Unidos. En 1967, el presidente Lyndon B. Johnson lo donó al Metropolitan Museum of Art de Nueva York. El martes, debajo de esa misma estructura, Chanel presentó su última colección Métiers d’Arts, la primera pasarela que se celebra en el museo en 36 años.

Mucho ha cambiado en la moda desde que Valentino bautizó la sala principal del museo en 1982. Las pasarelas de este estilo son ahora algo mucho más común – aunque no es fácil -. Por ello, el desfile del pasado martes se sintió como una hazaña ya que Chanel no sólo tuvo que pagar al Met para utilizar el espacio, sino que tuvo que convencer al museo de que era una buena idea.

Quizás por eso Karl Lagerfeld, rindió un homenaje tan cuidadoso y literal a la antigua cultura egipcia, imitando hasta la línea gráfica de los ojos. Los modelos se pasearon, con las piernas pintadas en oro, cabezas coronadas con sombreros al más puro estilo Nefertiti, chaquetas brillantes con hombreras o siluetas alargadas y sutiles que nos recordaban al envoltorio de una momia.

Uno de los momentos estelares de la presentación llegó cuando Pharrell Williams “bañado” en oro recorrió la pasarela… Elevando la propuesta a nada más y nada menos que épica.

Chanel Pre-Fall 2019