READ IN: English

El desfile, bautizado como “The Gathering of Shadows”, fue todo un despliegue de la estética más identitaria de la firma.

Comme des Garçons FW19

Rei Kawabuko apuesta una vez más por formas extrañas, tétricas y retorcidas que rompen con la concepción convencional de belleza en un ambiente de ritualismo satánico. La diseñadora más outsider deja su huella en la colección FW19 manifestando toda una reclamación por la antimoda.

Eran perceptibles ciertos aires medievales; no solo por algunas piezas que desfilaron por la pasarela, sino también por cómo lo hicieron. Las modelos parecían retarse unas a otras, acercándose entre ellas, deteniéndose frente a frente y luego dándose la vuelta. Un enfrentamiento oscuro, casi satánico, que recordaba a un ritual sectario: durante un momento del desfile, las luces se apagaron y las modelos volvieron a entrar formando un círculo y mirando hacia arriba. Una unión de pequeñas sombras que conformaron un poder asombroso. Entre los elementos clave, las capuchas, las transparencias, el cuero y las medias de red fueron algunas de las piezas que mejor contribuyeron a construir un imaginario oscuro y siniestro.

También fueron protagonistas los hombros redondeados y bulbosos y los juegos de volumen en las caderas. Un conjunto de dimensiones arquitectónicas que se daban vida en las prendas que pisaban la pasarela al ritmo de sonidos de guerra, caos y desastre alternados con coros infantiles como banda sonora.

Comme des Garçons FW19

Comme des Garçons no es solo ropa: la firma eleva la moda hasta un nivel asombroso que hace honor al diseño entendido como un arte. Las piezas, casi imposibles de vestir, reflejaban toda la locura admirable de Kawabuko. La belleza ha muerto – parece decir CDG – la nueva estética es incómoda, oscura y sobrecogedora.