READ IN: English

A lo largo de las temporadas Vetements y Reebok ha creado muchas zapatillas atrevidas, como su versión de la Instapump Fury o la Spike Runner 400, pero su última zapatilla, una Spike Runner 200, sólo quiere un objetivo: que sepas quién la fabricó.

Mientras que las anteriores zapatillas de la colaboración a menudo se encontraban cubiertas de graffiti o de colores llamativos, esta nueva propuesta tiene un simple color negro junto con un logotipo blanco que reza: VETEMENTS.

Al igual que los pares anteriores, esta nueva Spike Runner 200 se parece a la línea de Reebok que dominó el mundo de las zapatillas de alto rendimiento entre el 2003 y 2011. La parte superior de la malla está recubierta con adornos de goma que forman componentes como la punta y el talón, así como la sutil marca de Reebok en los paneles centrales que aparecen en forma de su motivo característico.

El Spike Runner 200 de Vetements, con el logo pintado a mano, se vende por 850€  en matches.