READ IN: English

Vestiaire Collective, la app líder global de compraventa de moda de segunda mano, ha publicado un informe que revela hasta qué punto las plataformas de reventa pueden reducir el impacto de la industria de la moda en el medio ambiente.

Estamos hablando de la primera plataforma de la industria de segunda mano en utilizar la innovadora técnica de la monetización para poner de manifiesto el impacto positivo que la venta de segunda mano tiene en la industria de la moda. El primer informe sobre los beneficios en el uso de Vestiaire Collective, realizado en colaboración con PwC, revela que, al comprar de segunda mano en esta plataforma, el impacto ambiental es un 90% menor que el de la compra de un artículo nuevo.

La elaboración de una cifra de coste medioambiental monetizada, una técnica pionera y relativamente nueva en la industria de la moda, permite medir de forma equitativa distintos factores medioambientales. El coste ambiental calculado por cada compra de segunda mano en Vestiaire Collective es de 0,39€. Apenas una décima parte del coste ambiental de una compra nueva. En términos de emisiones, cada artículo adquirido en esta aplicación ahorra 17 kg de CO2 frente a uno nuevo. Esto equivale a 100 km recorridos por un coche.

Un elemento clave de este modelo de negocio consiste en convencer a los consumidores de que renieguen del sistema Fast Fashion de marcas tan influyentes como controvertidas; como es el caso de Shein, recientemente valorada en 100.000 millones de dólares.

Mientras que el sector de la reventa ha sido considerado por algunos como un síntoma más del consumo excesivo, Vestiaire Collective está dispuesto a demostrar que su modelo único, centrado en el compromiso de su comunidad, ofrece un antídoto eficaz contra la adicción de la sociedad al fast fashion.

Como parte del informe, la app encuestó a 2.363 consumidores de 57 países diferentes. Los resultados revelaron que el 70% de los clientes afirman que comprar a través de Vestiaire Collective evitó que realizaran una compra de primera mano. Esta cifra es un 23% superior a la de estudios anteriores sobre plataformas de reventa.

El informe también revela que el foco de esta tienda online en las marcas de lujo y los artículos de alto valor animan a los consumidores a invertir en compras de mayor calidad; ya que pueden revenderse mejor al estar diseñadas para durar. Esto, conocido como la «democratización del lujo», genera menos compras nuevas, ya que los consumidores adoptan un enfoque de «menos pero mejor» con respecto a la moda.  De hecho, el estudio reveló que muy pocos consumidores (solo el 10%) utilizan los beneficios de sus ventas de segunda mano para comprar artículos nuevos.

El papel de las plataformas de compraventa es clave para impulsar este cambio en el hábito de consumo, ya que el 50% de los vendedores de Vestiaire Collective afirman que no habrían vendido sus artículos si no hubiesen tenido acceso a la plataforma.

Newsletter