READ IN: English

Se llama Ivan, tiene once años y una carrera asegurada en el mundo de la moda.

The Golden Fly

Más conocido como @thegoldenfly, Ivan suma miles de seguidores en Instagram, se codea con estrellas como Virgil Abloh y es invitado a los espectáculos de moda de firmas como Comme des Garçons, Dior o Dolce & Gabbana. Aunque la bomba se digiere mejor si añadimos que es el hijo de la diseñadora de moda y joyería Natasha Zinko.

En poco más de un año, Ivan pasó de los 10k a los más de 96k de followers que suma actualmente. El ritmo con el que aumentan sus seguidores asegura que no tardará en llegar a las tres cifras que ostenta su madre, 107k. Su consagración en el street stylele ha supuesto batallar en las semanas de la moda de todo el mundo junto a Zinko, posando para los fotógrafos y actualizando religiosamente su cuenta de Instagram. A su edad ya ha sido flasheado por paparazzis de Mónaco, Miami, Moscú o Los Ángeles, esta última donde reside y, por supuesto, su favorita.

No es un bloguero común. “Me gustan las marcas populares, pero me gusta vestir diferente al resto”. Sus prendas ostentan logotipos gigantes de Off-White, Gucci, Vetements, YSL o Nike. Pero Ivan tiene claras sus dos firmas fetiche: Balenciaga y Supreme. Aunque basta un rápido vistazo a sus fotos de Instagram para ver que su complemento indispensable son las gafas de sol. Rara vez aparece sin ellas, y cuando lo hace posa estratégicamente para que su cara no sea tan reconocible.

En 2017 creó su propia colección de moda masculina, Duo. Ivan asegura que es él quien diseña todo a priori, y después su madre hace las correcciones convenientes. Juntos deciden telas, colores y demás elementos de las prendas. Sus diseños debutaron en la pasarela de la London Fashion Week y todo apunta a que le esperan muchos más catwalks que recorrer.

Tiene prácticamente tanta edad como experiencia, así que ya ha ampliado sus metas y ha puesto el ojo en el mundo de la música. Y en esta industria también ha entrado por la puerta grande: ha trabajado con Scott Storch, productor de estrellas como Beyoncé, 50 Cent o Christina Aguilera, para lanzar un próximo EP, que promete ver la luz el año que viene.

En un niño de once años, lo normal es pasar el tiempo jugando con sus amigos o entrenando los pulgares frente a algún videojuego. La horda de críticas es evidente y previsible, pero a Zinko las voces que critican que el estilo de vida del chico no corresponde con su edad le entran por un oído y le salen por el otro. “No puede ser diferente, a ambos nos gusta la moda y él ha nacido en este ambiente”. Contra todo pronóstico, en entrevistas Ivan demuestra que la fama no le ha convertido en un descarado. Responde a las preguntas tranquilo y educado, y sigue conservando un espíritu infantil y una ilusión inocente por todo lo que está viviendo.

#mustfollow: @thegoldenfly