READ IN: English

Muchas empresas españolas decidieron fabricar en China para ser más competitivas. A mediados de los noventa, deslocalizaron sus producciones por una cuestión de costes. Ahora está sucediendo lo contrario. Algunas empresas, lejos de pensar en regresar, han trasladado sus talleres a países todavía más rentables como Bangladesh. En la actualidad, el sector textil supone el 78% de las exportaciones del país (20.000 millones de euros). En Bangladesh esta industria da “trabajo” a 3 millones de personas, en España solo a 150.000.

Made in Spain

El aumento de los costes laborales en China está llevando a muchas empresas a buscar nuevos mercados, llegando incluso a volver a fabricar en España. De hecho, se está produciendo un proceso de relocalización. Sin prisas pero sin pausa.

El aumento de los costes laborales en China está llevando a muchas empresas a buscar nuevos mercados, llegando incluso a volver a fabricar en España.

Si alguna vez te has preguntado cuál es el coste real de la etiqueta “Made in Spain”, estás a punto de descubrirlo. Dos euros por unas bragas, seis por una camiseta y setenta por un traje de etiqueta. Eso es lo que cuesta, a día de hoy, fabricar ropa en España.

Made in Spain

De momento, las prendas que más ingresos aportan, aunque sea difícil de creer, no son las camisetas sino los vestidos. Se confeccionaron más de 18 millones de unidades por 371 millones de euros. Eso sí, se fabricaron 17 millones más de camisetas (35 millones en total) que de vestidos. Esto se debe a que en la categoría “vestidos” también se incluyen los vestidos de boda, comunión y los vestidos-pantalón.

Por otra parte, además de vestidos y camisetas, las camisas y blusas suponen 315 millones de ingresos al año. Y sorprendentemente, las camisetas interiores, tanto para hombre como mujer, también tienen ingresos altos, casi 210 millones de euros.

En el caso de los hombres, los pantalones han sido el artículo estrella, duplicando sus ventas hasta 44 millones y medio de euros en tan solo un año.

Made in Spain

Sin embargo, aunque los números parezcan excesivos, la industria de la moda apenas aporta el 1,8% a la facturación total del sector industrial. Pese a esto, desde hace unos años se viene hablando de la relocalización del sector textil en España y el interés por volver a fabricar ropa en el país no ha dejado de crecer.