READ IN: English

Con el Grand Palais de París convertido en un paraíso invernal, Chanel presentó su colección FW19, la última a cargo del káiser Karl.

Una vez más, Chanel no decepciona. Cuando los invitados ya estaban sentados en bancos de madera en una villa nevada rodeada de montañas, el show dio comienzo con un minuto de silencio en memoria de Karl Lagerfeld.

En el desfile, que estuvo dedicado al diseñador más popular del siglo pasado, las montañas de nieve llamaron la atención por su contraste de ambiente con relación a la playa y el sol mediterráneo del desfile de alta costura FW19 del pasado octubre.

Sobre la pasarela destacaron los total looksen colores neutros, predominando el blanco y negro. Respecto al tejido, como no podía ser de otra manera, el gran protagonista ha sido el tweed. También ha habido comebacks,como los populares esquís con la doble C que causaron furor en 2006.

Una de las sorpresas del desfile ha sido la aparición sorpresa de Penélope Cruz. Por primera vez, la actriz desfiló en Paris Fashion Week. Vestida de blanco, llevaba en la mano una camelia blanca, la flor favorita de Coco Chanel y emblema de la maison francesa. Penélope era gran amiga de Karl y de hecho, se convirtió en embajadora de la casa en julio 2018. A partir de ese momento, la hemos visto en múltiples ocasiones con diseños de la marca como en los Globos de Oro o en los Goya de este año.

Pero Penélope no ha sido la única que ha querido despedir al diseñador alemán, la modelo Cara Delevigne fue la encargada de abrir el desfile y, posteriormente, de consolar a sus compañeras emocionadas al recordar al káiser durante el carrusel final.

Chanel FW19