READ IN: English

En el año 1964, el Aston Martin que salía en la película ‘Goldfinger’ de Sean Connery desapareció durante el rodaje de la misma. Ahora, 25 años después, aparece el vehículo valorado en 24,9 millones de dólares.

La historia de este Aston Martin DB5 sí que es de película. Saltó a la fama a mediados de la década de los 80 cuando, durante el rodaje de la película de James Bond ‘Goldfinger’, desapareció de manera misteriosa. Todo apunta a que el automóvil fue adquirido por un coleccionista de la época y posteriormente fue robado de un hangar situado en un aeropuerto de Florida.

Casi 25 años más tarde, el DB5 ha aparecido en «entorno privado» de Oriente Medio. La aparición ha sido posible gracias a la labor de Art Recovery Internacional, un grupo especializado en recuperar objetos de lujo que han sido perdidos o robados. Con la ayuda de un individuo cuya identidad se desconoce, se ha podido comprobar que el número de serie coincide con el coche desaparecido en los años 80.

Este icónico Aston Martin, valorado en casi 23 millones de euros, se convirtió en un elemento icónico gracias a su función esencial en las películas de James Bond.

Y hablando de objetos exclusivos… ¿Sabías que está a la venta un poema de amor escrito a mano por Tupac?

Newsletter