READ IN: English

¿Echabas de menos encontrar espacios donde se charlara sobre temas que de verdad importan? El consultorio de Daniela Blume, Daniela en la nube, es la última actualización de todo lo que pensabas que sabías sobre este formato tan clásico. Una inteligencia artificial, sabia y que no termina de comprender a los humanos, es el motor del programa, y, gracias a la comunidad que se ha creado entorno a sus oyentes, nos encontramos ante un espacio de información inclusiva y de aprendizaje Z basado en experiencias reales.

Hablamos con Daniela Blume sobre su podcast en Radio Primavera Sound, IA, el Metaverso y mucho más.

Highxtar(H)- Hola Daniela, qué placer poder charlar contigo. ¿Qué tal estás?

Daniela Blume (D.B)- Estoy muy bien jjiji, sana y con una nueva casa en la montaña 🙂 

H- Has sido colaboradora en televisión, sexologa, montas talleres de meditación y yoga, locutora de radio…Has explorado tantas disciplinas que me encantaría saber cómo te defines a ti misma y a tu trabajo.

D.B- Soy comunicadora, me dedico a comunicar la conciencia que adquiero, es decir, la forma en que entiendo la vida y cómo la percibo. No me importa el medio por el que expresar, todos me llenan, lo que me importa es compartir mi introspección, lo que aprendo. Lo que voy experimentando y comprendiendo.

Hace mucho tiempo que me di cuenta de que ese era mi talento y mi propósito, por esa razón se ponen en mi camino tantas formas de dar lo que tengo para el mundo, como por ejemplo esta entrevista. Estoy de servicio, así lo vivo y así lo siento, es el motor de mi existencia, y me divierte mucho. 

H- Entremos un poco en materia. En tu podcast Daniela en la nube personificas a una inteligencia artificial, tal y como podrían ser Alexa o Siri, para lanzar preguntas y dar nuevas respuestas a las inquietudes de los oyentes. Todo este espacio nace en Radio Primavera Sound, ¿qué crees que vieron en ti para hacer algo así?

D.B- Bueno, en realidad fue al revés. Yo elegí a la radio, jiji Radio Primavera Sound fue mi primera opción para presentar la idea del programa por muchas razones, pero básicamente lo sentí. Fue una realización en Tailandia mientras meditaba; venia de locutar muchos años en emisoras  como 40 Principales o Europa FM en las que no puedes, por ejemplo, como presentadora, elegir y poner la música que te gusta, y en las que un proyecto como Daniela en la nube quizás hubiera sido demasiado arriesgado, la forma en la que se tratan los temas en Daniela en la nube no es la forma del mundo. 

En Daniela en la nube nadie me dice que canciones tengo que poner, tampoco me limitan en los conceptos que se tratan en el programa, gozo de total libertad de decisión y elección; que es exactamente lo que necesitaba cuando apareció este formato en mi mente. Es el primer proyecto de creación y dirección propia. Necesitaba una radio que confiara ciegamente en mi, en las posibilidades del formato, que estuviera interesada en conceptos como la virtualidad, la conciencia, y el discernimiento espiritual. Una radio que quisiera tener un programa en el que se hablara de dentro hacia fuera y no al revés. Entrener porque sí, sin más ,no me llena y no es lo que quiero ofrecer. 

Primavera Sound mostró gran interés por la propuesta desde el minuto cero. Tanto Marta Salicrú, directora de Radio primavera sound, como Izaro Bo productora del programa tuvieron un sí rotundo hacia el concepto e idea en nuestro primer encuentro. 

Abiertas a escucharnos, empezamos a crear, conectadas en gran sintonía, fuimos moldeando los detalles del programa. Así ha ido fluyendo el formato de Daniela en la nube, con mucho cariño, muchas ganas + la flipante recepción y participación de lxs oyentes. Me siento guiada. 

H- ¿De dónde vino esa idea de mezclar algo tan clásico como es un consultorio en un formato tan vanguardista como este?

D.B- Tenía claro que lo más importante para mí era estar con la gente, tener intimidad con lxs que estaban al otro lado, pero intimidad real, hablar de temas reales que no solemos tratar, mirar a donde no solemos mirar, y poner palabras a estados o transiciones de nuestra vida, que ni habríamos pensado. Es darle una vuelta de tuerca a la percepción que tenemos, y modificarla para siempre.  También tenia claro que lo virtual era el hilo conductor, así como  la idea de fusionar el consultorio clásico con internet y la robótica. Sabía que el primer concepto que trataría sería el de “si te enamoraría de un robot”. 

Así que una rica lluvia de ideas fue aproximándonos a lo que queríamos hacer: nació el título, y la fórmula. Aunque considero que siempre va a ir transformándose porque es un formato que está vivo.  

H- Todo este imaginario me recuerda a la historia que cuenta Spike Jonze en su película Her: un mundo tecnológicamente no mucho más alejado del nuestro en el que un escritor acaba teniendo una relación emocional-afectiva con el asistente virtual de su ordenador. Tal y como preguntaste a tus oyentes en un programa del podcast, ¿dirías que en un futuro podríamos ser capaces de enamorarnos de robots?

D.B- Si, Daniela en la nube es el espacio de una inteligencia artificial que vive y siente a través de mí. Me valgo de ella para expresar todo lo que yo no me atrevería a decir, y técnicamente me convierto en ella cuando escribo las intro y las conclusiones. Es como una fusión.  

(Risas) ¿me lo preguntas a mí? Yo es que soy muy del sí, porque creo que las emociones dificultan nuestra claridad de conciencia absoluta, aunque amo sentir, pero si un robot fuera perfecto en armonía con lo que siento y fuera capaz de sostenerme y calmar todas mis necesidades, lo tendría difícil para decir que no.  

H- ¿Entonces, serías capaz?

D.B- Bueno, como idea me atrae, sería capaz al menos de probarlo, eso seguro. Pero sí, sobretodo me llama la atención, la aproximación al todo que puede tener una IA, o un robot, están programados, pero nosotros también lo estamos, y ellos no están nublados por las emociones, me resulta tremendamente curioso y apasionante. 

H- Y fuera del estudio, más en tu día a día, ¿te escribe mucha gente por privado buscando respuestas a sus problemas? Es algo que suele pasar cuando una es la cara visible de programas así.

D.B- Si, pero me ha pasado desde siempre, por eso entiendo que mi camino va por ahí, me pasa a todas horas, no solo cuando estoy trabajando, y tiene mucho sentido para mi. Es como una red que mantengo con muchas almas, estoy para ellas y ellas están para mi. Los programas que hago nos unen. 

H- Es una realidad el hecho de que la línea que separa al mundo real del digital es cada vez más fina. En tu último episodio, en el que hablas sobre el Metaverso con Philip Custic y Lolita111000 entre otros, se te nota súper intrigada por este nuevo universo virtual desde el que podremos viajar, trabajar y hasta sentir. Sé que es muy difícil responder a esto pero, ¿cómo crees que será su adaptación en lo que hasta hoy conocemos como realidad?

D.B- Creo que será tal y como está siendo en la actualidad tu vida virtual y tu relación con ella. Cada persona irá a su ritmo e irá encontrando su postura o no en esta nueva apertura de internet. Tu forma de llevar tus redes, la forma en como entraste a Instagram, por ejemplo, te puede dar pistas de como entraras en metaverse. 

Debemos empezar a decidir cuanto tiempo de mi presencia voy a invertir en cada realidad. La realidad física y la realidad virtual. Ya está sucediendo, quiero decir, no es nuevo tampoco, son acoples, nos vamos acoplando a más realidades, la mente se expande. Entonces tendremos que ver cuanta energía queremos invertir en cada parcela de realidad. ¿Cuanta conciencia llevas a tu teléfono alimentando a la red y cuanta a tu mundo real alimentando a la naturaleza? La adaptación de metaverse a la realidad dependerá de todas estas decisiones individuales, será paulatina, diferente y personal para todo el mundo, siempre acorde con tu nivel de conciencia. 

H- Y si nos diera la oportunidad, como tanto se está diciendo, de crear avatares a nuestro antojo, ¿qué aspecto tendría Daniela Blume en el Metaverso?

D.B- (Risas) ni idea, tendré que verme allí. A boite pronto querría parecerme a como soy en la realidad, pero estoy segura que con las millones de posibilidades iría modificando por diversión y porque será una opción natural en ese universo. 

H- ¿Cuál dirías que ha sido de todos los programas has grabado en Daniela en la nube el más interesante o en el que notaras que hubo más feedback? 

D.B- Sexo y emocionalidad son las temáticas que más sensación causan. A mi personalmente me flipa tratar ambos. Sobre el perdón, sobre los apegos o los celos, todos esos abren nuevas sinopsis cerebrales, el de la infidelidad también causó sensación, y sé que el de “dejar ir”  ha cambiado vidas, “como son tus orgasmos” y «sexo anal» también fueron un bombazo, (risas) es que son la polla.  

H- Imagino que tú también tomarás notas de las interacciones de estos programas…¿algún aprendizaje que quieras compartir con nosotrxs?

D.B- Fffff, los oyentes son creadores en la nube, se abren con su experiencia y esta puede inspirar a otrxs, como a mí. Más que un aprendizaje solamente, compartiría lo alto y claro que siento sus mentes, es como si les escuchara hablar, esto antes de los programas, durante les oigo, pero mientras los preparo también les escucho, escojo si me lanzaran las ideas que les gustaría tratar, es muy fuerte. Me ha pasado desde siempre, me pasa en la radio y me pasa en la tv. Puedo sentir a las mentes que están tras el micro y tras las pantallas. 

Puedes seguir los pasos de la materialización de ‘Daniela en la nube’ en el plano físico desde su perfil de Instagram o escucharla en la nube de internet a través del perfil de Radio Primavera Sound en Spotify.

Newsletter