READ IN: English

Prepárense escépticos. Lidl acaba de lanzar su propia línea de ropa streetwear. El supermercado líder de origen alemán, ha introducido en su catálogo una colección de zapatillas y ropa deportiva. ¿No os convence la idea? Al parecer a otros sí. Y es que esta amplia selección de productos están ahora agotados y solo disponibles en el mercado de reventa. ¿Nos encontramos frente a una democratización del streetwear?

Lidl

Lidl (@lidlespana), la cadena de supermercados fundada en Alemania en 1930 cuenta con más de 10000 tiendas en todo el mundo. Ahora acabar de lanzar su propia línea de ropa inspirada en el streetwear. La colección incluye desde un par de zapatillas, inspiradas en Nike Huarache, chanclas y una selección de camisetas y calcetines. Todo presentado con los colores clásicos de Lidl: amarillo, azul y rojo, incluyendo además el logotipo de la cadena.

La colección, que pronto se agotó en tiendas y en el mercado online, se presentó mediante una campaña con reminiscencias al streetwear.

La democratización del streetwear

De momento, los artículos no están disponibles en España. Sin embargo, y atendiendo a la alta demanda de los productos, cabe esperar que lleguen de un momento a otro a los supermercados nacionales.

Lidl

Para los más impacientes que anhelan hacerse con la colección, tienen a su disposición el mercado de reventa. Eso sí, a un precio desorbitado. Las lidlzapatillas salieron al mercado con un valor de 12,90€. Un vendedor belga las vende a un precio prohibitivo de 350€ . Más que un par de Yeezy (risas). Hay fanáticos que ya han gastado más de 3000 libras en un par de zapatillas. En Finlandia, la gente espera durante horas filas infinitas para hacerse con un par.

Lidl

Sin duda, estamos frente a una de las mayores histerias colectivas que ha surgido en torno al fenómeno de reventa. Teniendo en cuenta el producto, ¿quién está realmente dispuesto a pagar 300 euros por unas zapatillas que cuestan menos de una décima parte? Que una cadena de supermercados se haya introducido con “éxito” en un sector como el Streetwear representa ganancias para ellos, y un fracaso para nosotros (atendiendo al savoir faire de la industria de la moda).