READ IN: English

La fluidez de género es un concepto con el que la moda lleva experimentando desde hace un tiempo atrás, como si se tratase de un objeto de estudio nicho. Una idea o discurso que parece haber cambiado durante los últimos años, siendo reivindicado por parte de las nuevas generaciones que abrazan la estética fluida, y diluyen las fronteras entre la masculinidad y la feminidad. Llegados ya a este pensamiento de vanguardia, las marcas y los minoristas están reflejando, ahora más que nunca, ese cambio de actitud materializado en diseños y en filosofías vinculadas a la moda sin género.

Kito Muñoz

EL PODER DE LA JUVENTUD

Los consumidores de la generación Z, como agentes del cambio y de esta mentalidad conectada en esencia al zeitgeist, compran moda que ya no se ajusta estrictamente a su identidad de género. Con ello, impulsan todo un cambio de paradigma acogido y celebrado por la industria, que a su vez se proyecta en la constante ascensión de las búsqueda online de moda “sin género” o “género neutro”.

Al fin y al cabo, los líderes del sector deberán adaptarse a las expectativas de los nuevos consumidores, que optan por siluetas, tejidos o colores que ya están muy lejos de ajustarse a los códigos de vestimenta tradicionales, y a su planteamiento reduccionista. Y es que, a pesar de llevar mucho tiempo manteniendo esta conversación, es ahora cuando el género por fin se está integrando en las prácticas de comercialización, así como entrando en la esfera del mainstream. Porque “la neutralidad de género no es una tendencia, es una realidad«, tal y como expresó Jonathan Anderson en 2021.

EXPLORANDO EL CAMBIO CULTURAL HACIA LA FLUIDEZ DE GÉNERO

El hecho de diluir las fronteras entre la masculinidad y la feminidad en las colecciones de productos requiere de igual forma de una actualización práctica de los sistemas operativos utilizados en la industria de la moda. También de la creación de un nuevo lenguaje estético y visual que envuelva (y deconstruya) desde el ajuste, hasta la talla o la estructura de una pieza.

Todo ese cambio hacia una moda de género fluido se debe, en parte, a la evolución de las actitudes socio-culturales hacia el género en diferentes regiones, más allá del cambio generacional. En los últimos años, la sociedad en general ha desarrollado una mayor aceptación y comprensión de las orientaciones sexuales y las identidades de género.

Según un estudio realizado por Klarna, y recogido por BoF, “alrededor del 50% de la Gen-Z a nivel mundial han comprado moda fuera de su identidad de género, y alrededor del 70% de los consumidores dicen que están interesados en comprar moda de género fluido en el futuro, con las generaciones más jóvenes al frente.”

Precisamente es ese cambio de actitud y su influencia en la cultura pop lo que ha impulsado la demanda de género fluido por parte de los consumidores, como algo que podría verse reflejado en las búsquedas de términos como “genderless” o “gender neutral”, que creció un 33% en el primer trimestre de 2021 en la app de Lyst.

LA ANDROGINIA COMO NEXO

La androginia se concibe como otro aspecto intrínseco en esta transformación o revolución de la moda del presente y del futuro. Pues muchas firmas de lujo o diseñadores independientes envuelven y refuerzan sus discursos con modelos andróginos, mientras exploran las expectativas de género. Así, desvirtúan todos aquellos objetos asociados a la feminidad, como un bolso o unos tacones, en productos reimaginados para las nuevas masculinidades y/o para esa masculinidad deconstruida.

El hecho de eliminar las categorías de género por parte de las marcas, o de no segmentar su ropa por sexos se convierten en métodos que ofrecen a los compradores la posibilidad de navegar por las categorías de género que realmente deseen. De esta manera, con toda esa base de conocimientos y tendencias en el mercado, las empresas o las firmas pueden integrar en sus estructuras una serie de estrategias de género fluido con las que modernizar su ADN, mientras hacen evolucionar las ideas en torno a las normativas o los cánones de género purgados ahora por expresiones de libertad.

Newsletter