READ IN: English

Escocia se ha convertido en el primer país del mundo en proporcionar productos de higiene íntima femeninos a aquellas que los necesitan. El Parlamento escocés votó unánimemente para aprobar la Ley de Productos del Período. Esta impone que las autoridades locales la obligación legal de poner a disposición de cualquiera, de forma gratuita, tampones y compresas.

La ley es una medida para acabar con la lucha que muchas mujeres enfrentan para pagar por los productos sanitarios. Según un estudio de la organización benéfica mundial para la infancia, el 30 por ciento de las niñas se ven afectadas por la pobreza. Dicha cifra ha aumentado durante la pandemia.

Alrededor del 10 por ciento de las chicas en Reino Unido no pueden permitirse comprar compresas o tampones y el 19 por ciento de las mujeres no tienen más remedio que utilizar sustitutos como trapos, periódicos y papel higiénico.