READ IN: English

En el panorama de la creatividad internacional habitan seres casi sobrenaturales, creaciones de otros mundos, pero entre el conjunto de nuevos talentos tres emprendedoras surgen como sacerdotisas de la moda actual.

Ilustración: @listedobjects

Mimi Wade, Sita Abellán y Amina Muaddi son tres mujeres muy diferentes, pero tienen algo en común: son poderosas. A través de una feminidad arrolladora y llena de fantasía, dan forma a piezas únicas que están conquistando el corazón de la industria. Estas diseñadoras emergentes se fusionan en una suerte de aquelarre de lo fashion, casi como si se hubieran escapado de un pensamiento de Vivienne Westwood. Punk y girly a partes iguales. Y cuando hablamos de aquelarre, no es casualidad. Hay algo de misterio, cuento de hadas y brujería en el imaginario de estas tres jóvenes creadoras.

Mimi significa escenas pastorales modernas, girly a la máxima potencia, animadoras de instituto americano entre siluetas de mangas abullonadas y tejidos vaporosos que recuerdan a las hadas de las historias de nuestra infancia, que ahora habitan en una realidad más cruda.

Sita se mueve cómoda en la oscuridad, como una pantera en el crepúsculo. Lilith -el nombre de su firma- es, en la mitología judía, la primera mujer después de Eva, un ser demoníaco asociado a la noche. Quizá por ello las serpientes son las protagonistas de sus diseños, con siluetas intrincadas, que capturan su alma transformadas en joyas para toda la eternidad.

Amina, de estilo ecléctico, emana luz. Los cristales que adornan sus zapatos, transforman esa luz en la gama cromática que tiñe cada diseño. El tacón acampanado es su sello de identidad, y eso nos recuerda a unas botitas witchy terminadas con formas puntiagudas. Se han convertido en un must que encajaría a la perfección en los pies de Maléfica, si asistiera a una Met Gala. -Me pregunto si Anna Wintour tendría a bien invitarla, a riesgo de dejar de ser la más temida en la alfombra roja.-

Si alguna vez me pierdo por el bosque, sola mientras cae la noche, en lugar de entrar en pánico quizá encuentre inspiración y fuerza en el entorno, como han hecho nuestras tres hechiceras de la moda favoritas.