READ IN: English

Ayer desfiló en la pasarela de LFW la diseñadora Feng Chen Wang, nacida en China, pero formada en estudios de moda en Londres, ha combinado para esta ocasión de la semana de la Menswear Spring Summer 2020 de la capital británica una fusión de ambas culturas.

Wang apareció en la escena de la moda cuando terminó sus estudios en la Royal College of Art de Londres en 2015, desde entonces, ha diseñado cinco colecciones en las que, el denominador común, es aportar un atractivo futurista al mundo de la ropa masculina. A pesar de centrarse en la creación de prendas para hombre, su estética se define por un concepto unisex sin divisiones.

Para su última colección presentada ayer, Feng Chen Wang ha decidido acercar la influencia cultural de sus dos grandes referentes, China y Reino Unido, el origen y el final de una diseñadora emergente con mucho talento e importantes dotes para el diseño.

A simple vista podemos apreciar líneas limpias y frescas, a la vez que futuristas y vanguardistas. Por otro lado, este carácter moderno contrasta con la condición tradicional y rural del país asiático que se acentúa en los detalles en bambú y los sombreros de mimbre, sin olvidar los abundantes colores arena y beige, que contrastan con los colores más oscuros del cuero negro o del azul intenso del denim.

Wang ha empleado la técnica que se utiliza para hacer cestas de mimbre en algunos de sus diseños, creando figuras geométricas a través del entrelazado de telas. Trajes de tonos suaves con líneas horizontales que evocan el veteado del bambú, contribuyendo a un aspecto natural de la colección. El algodón, el poliéster y el nailon ha sido los materiales utilizados por Wang. Pero lo tradicional acaba con la desestructuración y dimensionalidad de las prendas.

Feng Cheng ha creado una colección para la temporada Primavera/ Verano 2020, muy ligera, original y con mucha frescura.