READ IN: English

En plena época de renacimiento, Matthew M. Williams presenta su visión sartorial de Givenchy para verano de 2022 a través de un nuevo episodio de evasión que conecta el pasado con el futuro de la casa de lujo. En él, se sirven grandes dosis de arte y fantasía.

Givenchy SS22

El lujo y la utilidad del director creativo tejen la colección a través de una sutil mezcla de tejidos sinuosos y diáfanos combinados con su icónico hardware y sus materiales técnicos. La belleza impregna la emoción en lo material.

«Para la colección SS22, he querido basarme en la tradición de la historia de Givenchy y, al mismo tiempo, mirar hacia el futuro. Para ello, trabajé con personas que admiro en diferentes disciplinas y que tienen perspectivas verdaderamente únicas, como el artista Josh Smith, cuya obra icónica se incorpora a toda la colección, y el músico Young Thug, que creó toda la partitura del espectáculo. La colaboración y esta colección ofrecen a la gente una experiencia extraordinariamente envolvente y especial», dijo Matthew M. Williams.

EL FUTURO DE GIVENCHY

La temporada SS22 de Williams se define por un intenso contraste entre la tradición y el clasicismo de Givenchy, y la actualidad subversiva a través de la experimentación de materiales. Esa colisión de épocas e influencias se proyecta así en prendas que se superponen y yuxtaponen, en tejidos tradicionales de sastrería masculina, lanas de mohair, pieles de Napa o corsés de formas esculpidas a partir del archivo de Monsieur de Givenchy.

La experimentación construye en sincronía la propuesta de calzado con una visión contemporánea del zueco en estilos que se ajustan al muslo y cortos con tacones de TPU. Otras siluetas incluyen detalles «4G» marcados en las sandalias de mujer y un zapato resistente, completamente de punto, a través de la exploración de la artesanía.

Las obras de arte del artista Josh Smith acaban de dibujar gran parte de las piezas de la temporada a través de colores vibrantes que acentúan la paleta tradicional y oscura de Givenchy. El resto de la interpretación ya corre a cargo de tu imaginación.