READ IN: English

Casa Maricruz es un proyecto –fundado por María Estrada– que busca darle una nueva vida a la artesanía local, haciéndola más atractiva para las nuevas generaciones. La firma que pone en alto el nombre de la tradición española ha captado la atención de C. Tangana y Santos Bacana, fundador de Little Spain, que se han convertido en socios de Casa Maricruz. 

Casa Maricruz es la nueva marca de artesanía contemporánea que actúa como un megáfono para difundir su arte, su saber y su forma de entender la vida: pausada y concienzuda. Junto con los artesanos más profesionales del país rediseñan colaborativamente sus piezas centenarias para adaptarlas a las nuevas necesidades del siglo XXI. La firma que pone en alto el nombre de la tradición española ya cuenta con cuatro colecciones y hay más en camino.

Las piezas de Casa Maricruz destacan por contener su propia vitalidad y, dependiendo de su origen, en sus formas y materiales podemos leer las tradiciones de pueblos enteros, y en sus colores y diseños podemos encontrar mensajes secretos de antiguas tradiciones. Los objetos, a veces infravalorados, pueden convertir nuestras casas en paisajes de diferentes emociones y recuerdos, y eso es lo que trata de conseguir Casa Maricruz.

Highxtar (H) – Actualmente este sector está viviendo una época extraña. ¿A qué crees que se debe? Y, ¿Por qué decidiste montar una empresa de cerámica en pleno siglo XXI?

Casa Maricruz (C)Surgió cuando vivía en Estados Unidos, como revulsivo del capitalismo más exacerbado del planeta. Llevamos 40 años consumiendo por encima de nuestras posibilidades, y en este tiempo, la industria artesanal ha sufrido en una dirección proporcionalmente inversa al crecimiento del producto industrial. Decenas de talleres cierran cada año es todo el mundo, y también en nuestro país, y con ellos, se va una parte de nuestra herencia social, histórica y cultural. Por eso, es ahora cuando toca poner freno a todo esto, porque ya solo quedan los vestigios de lo que fue un tejido artesanal riquísimo y fundamental para la economía de nuestro país, y mañana será demasiado tarde.

Además, la artesanía no solo es relevante desde el punto de vista cultural; también es el aliado perfecto para conseguir los objetivos de sostenibilidad y justicia social que tenemos como sociedad. Conceptos como KM 0, repoblación rural, trazabilidad y permanencia del producto tradicional vs a la liquidez y obsolescencia del objeto moderno son intrínsecos a la artesanía.

H – ¿Cómo definirías el concepto Casa Maricruz?

C Casa Maricruz pretende ser un altavoz y un aliado de los artesanos. De su mano, rediseñamos el objeto tradicional español para adaptarlo a los nuevos tiempos, tanto en su forma y sus diseños, como en sus colores. A nivel de comunicación, intentamos romper con esta imagen popular que a veces tenemos de la artesanía como un producto casposo, viejuno, que solo tiene cabida en las estanterías de nuestras abuelas. La artesanía también nos pertenece a las generaciones más jóvenes; nos pertenece a todos, y por eso desde Maricruz queremos transmitir este amor y esta responsabilidad también a la gente joven, porque de ellos depende su supervivencia como consumidores, pero también como el relevo generacional que necesita e gremio.

H – El cantante C. Tangana y Santos Bacana de Little Spain forman parte de esta nueva marca de cerámica ¿Qué similitudes hay entre Casa Maricruz y sus proyectos?

C Todos nuestros proyectos pretenden sacarle brillo a la tradición, y hacer de la nostalgia un lugar contemporáneo. Todos nuestros proyectos reivindican figuras y conceptos del pasado, a los que se incorporan nuevos lenguajes y estéticas para dar con algo nuevo, para sumar, y no solo referenciar.

H – ¿Cómo es el proceso de creación que sigues para cada colección?

C Una parte fundamental de nuestro trabajo es el de documentarnos, y esto lo hacemos lanzándonos a la carretera y recorriendo España en busca de artesanos. Tenemos una base de datos que poco a poca va ampliándose, y desde ahí partimos cada vez que sacamos una nueva línea. Una vez identificamos los productos que queremos, nos metemos en el barro con los artesanos, y pensamos en cómo darle una vuelta a aquello que llevan haciendo cientos de años. No siempre es fácil, porque a muchos les da miedo desvirtuar la tradición, pero a base de ganarnos su confianza y generar una conversación constante, entre ellos y nosotros conseguimos creo, poner en valor la esencia de cada producto, y actualizarlo, para que tenga más salida y en definitiva, para que no muera.

H – ¿En qué te inspiras o cuáles son tus referencias a la hora de diseñar?

C Me fio mucho de mi instinto, esa es la verdad. Aunque también me inspira mucho la calle, la gente corriente, el arte sin firma. También me obsesionan los conceptos visuales de la revista Toilet Paper, el argumentario de Apartamento, la delicadeza de la pintura Maruja Mallo, el costumbrismo de Julio Romero de Torres, y las volúmenes y colores de la estética space age de los 60s y 70s. Además, de los 7 años que pasé en Los Ángeles, me llevo la arquitectura streamline, el art decó y la relevancia del interiorismo en la cultura anglosajona.

H – «No nos damos cuenta de la riqueza que tenemos hasta que lo aprecian fuera”, ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?

C Por supuesto. Cuando vas a USA, y ves cómo se quedan de locos cuando les cuentas que la alfarería granadina se remonta a los tiempos de Al-Ándalus, empiezas a percatarte de que va la película. No hay tantos territorios con tanta historia y mestizaje como el nuestro, y cundo sales te das cuenta del valor histórica que tiene nuestra artesanía.

H – De momento tenéis disponibles cuatro colecciones. ¿Para cuándo la próxima?

C Muy pronto. Estamos trabajando en una nueva línea de cerámica, nuevas piezas en vidrio e incorporaciones textiles. Tenemos muchas ganas de sacar cosas nuevas, pero el proceso es y debe ser lento, porque la artesanía y las prisas no maridan nada bien.

H – ¿Tienes pensado expandir tus horizontes y ampliar tu oferta de artículos?¿Valoras colaboraciones con grandes marcas – un templo IKEA -?

C No diré nunca, pero la viabilidad de producir artesanalmente para grandes emporios, es prácticamente imposible. Además, nuestros valores son opuestos al de este tipo de firmas de consumo rápido. Nosotros producimos lento, y con la ambición de que cada uno de nuestros productos sean insustituible. Nuestros objetos pretenden generar un vinculo indestructible con el consumidor, y están pensados para que los herede la siguiente generación.

H – Trabajas mano a mano con artesanos en una industria que lleva siglos haciendo los mismos productos. ¿Cómo se han tomado que actualices la visión de sus diseños?

C Depende del artesano. Hay muchos que están super abiertos a lo que les propongas, y hay otros que son reticentes, porque llevan cientos de años haciendo lo mismo, y cambiar su rutina de trabajo no les hace gracia. En cualquier caso, es fundamental ganarse su confianza, y transmitirles que nuestro objetivo es darles voz, ampliar su mercado y aportar nuestro granito de arena para perpetuar un oficio muy tocado y prácticamente olvidado por las instituciones.

H – De momento trabajas con profesionales del sector de Granada, Mallorca o Cáceres. ¿Vas a seguir formando equipo con otros talleres?

C Claro! España tiene una riqueza artesanal que no nos hacemos una idea!!!! Tenemos muchas ganas de meterle mano a Galicia, a todas las Islas, al norte de España, a la Comunidad Valenciana, A Cataluña…. En fin, ojalá talleres en cada rincón de nuestra geografía.

H – Las redes sociales y la web de la compañía están muy cuidadas. ¿Están plataformas están siendo un punto clave para las ventas?

C Si lo son, y no solo como marketplace, también como canal de divulgación, que es una de nuestras misiones fundamentales.

H – Vuestra manera de promocionaros está más enfocada a las nuevas generaciones, ¿Cómo pretendéis hacer qué este segmento del mercado valore la tradición?

C Ellos son el futuro, por eso estamos tan empeñados en crear un dialogo directamente con ellos. La clave es descontextualizar la artesanía, sacarla de las vitrinas de la abuela y elevarla a la categoría de arte. Acabamos de estar en ARCO hablando de artesanía, y esta fue una de las cuestiones que planteamos: ¿Cuál es la diferencia entre arte, artesanía, y producto industrial? Las fronteras son cada vez más difusas, porque la artesanía ya no es utilitaria en su esencia, y si no le buscamos otro sitio en nuestro entramado social, está condenada a morir. Por eso queremos hacerla sexy, atractiva a las nuevas generaciones, y despojarla de casposidad para llevarla a un sitio más elevado, más estético y con más dignidad.

H – ¿Cómo sería la sobremesa ideal de Casa Maricruz?

C – Muy caótica, llena de migas de pan, manchas en el mantel y marcas de pintalabios en los vasos. Los objetos siempre son más felices cuando han culminado su misión, por eso las cosas, cuando están en uso, brillan más. También me la imagino con muchos digestivos repartidos por la mesa. Ah! y una guitarra, claro, y si el que la toca es Yerai Cortés o Victor Martinez, mejor que mejor. 😉

CRÉDITOS

Fotografía: Javier Ruiz y Adrián Rios

Newsletter