READ IN: English

Cuando hablamos de las colecciones de Jeremy Scott la extravagancia y el colorido es lo que nos viaja a la mente. Pero en esta ocasión ha querido ser más comedido, al menos, en el diseño de los looks a lo que nos tiene acostumbrados, pero el mensaje de protesta que ha querido plasmar en esta ocasión para la semana de la moda de Nueva York ha sido el más fuerte de todos.

Jeremy Scott

Tanto para su propia firma, como para la marca italiana Moschino para la que ostenta el cargo de director creativo, Scott no tiene límites y la sencillez es un término desconocido y casi olvidado, toda su creatividad brota de la teoría de que “más, es más, nunca menos”, en colores, formas y dimensiones; pero en la pasarela neoyorquina hemos conocido otra faceta del diseñador de Kansas.

Para esta ocasión Jeremy Scott ha esbozado una línea para la temporada Otoño/ Invierno 2019 con la que quiere envolvernos en palabras. Un trabajo colaborativo con a la artista Aleksandra Mir ha codificado un secreto de protesta contra el presidente Trump y sus noticias falsas. Clixkbait a modo de estampado parecido al negativo de un periódico, palabras como “escándalo” y “caos” serigrafiadas en tonos blancos entre fondo negro, así ha sido el estilo de la colección con algunos looks en denim.

Jeremy Scott ha diseñado una línea de ropa más sencilla de estilo punk, con siluetas definidas y formas proporcionadas. Faldas de tul, petos, gabardinas y minifaldas. A pesar de no ser tan extravagante y colorido, no ha perdido su esencia porque su carácter sigue vigente con el concepto de crítica, “los creadores de contenidos y el público con ganas de emociones baratas que responden a los artículos antes de haberlos leído”, así lo ha explicado el mismo Scott.

Jeremy Scott FW19

Jeremy Scott entiende que la forma de vestir no significa sólo llevar ropa, sino entiende que hay un significante de expresión.