READ IN: English

Jordanluca nos cita en la nave de Via Valenza 2, en pleno Navigli, para asistir a una lección de cómo vestir en tiempos de incertidumbre con su FW23. Un desfile, un afterparty con Herrensauna, uno de los sellos de techno más importantes de Berlín, y una colaboración con Lonsdale marcan el segundo día de la fashion week de Milán.

Una invitación a modo de calzoncillos slip es el salvoconducto al Armagedón particular de Jordanluca FW23. Al llegar, nos encontramos con una sala totalmente a oscuras llena de focos blancos. Cuando la música techno empieza a sonar y los focos comienzan a moverse, sabemos que es el comienzo de la rave particular de  la marca británica.

Para FW23, Jordanluca se ha inspirado en los tiempos inciertos en los que vivimos, examinando los opuestos aparentes y cómo interactúan entre sí. La igualdad y la disparidad, el caos y el orden, y cualquier contraposición existente, es la que permite que el mundo siga girando y moviéndose. Más que un estilo concreto, la clave de la colección es ese movimiento en el cual ahondan Jordan Bowen y Luca Marchetto. Esta sensación es evidente en los vaqueros con largas colas y en otras piezas como las faldas y los vestidos de seda estampada. Así mismo, una camiseta de la colaboración con Lonsdale reza «Harder Faster», porque seguimos moviéndonos a velocidad vertiginosa en medio de la incertidumbre.

Precisamente la colaboración con Lonsdale es uno de los pilares de Jordanluca FW23. Esta colaboración surge del amor de ambas marcas por la contracultura londinense y comunidad Queer. Se trata de la primera colaboración entre Lonsdale y Jordanluca y, por los puntos comunes de ambas marcas, seguro que la relación entre ambas continúa.

Pero, ¿cómo afrontamos la incertidumbre en los tiempos que corren? Jordanluca tiene la respuesta en su FW23. Podemos hacerlo de dos maneras: la destrucción total o liberándonos de esa incertidumbre. El proceso catártico al que Jordanluca nos sume es esencial para el ser humano. Al fin y al cabo, el planeta sigue aquí, girando sobre su eje y las realidades de cada individuo también. Así que mientras FW23 plantea la idea del Armagedón, aún no es el fin del mundo, sino más bien una nueva oportunidad para saber gestionar la incertidumbre y el caos que nos invade.

En definitiva, lo de Jordanluca FW23 es una instantánea de personas que a pesar de sus propias luchas y las contradicciones del mundo, siguen adelante. Precisamente el conflicto es lo que nos mantiene vivos, y Jordanluca en esta edición celebra esa contradicción por todo lo alto, como motor indispensable de la vida.

De hecho, más allá del desfile, la marca siguió con su celebración particular en la nave de Navigli.  Jordanluca dió una rave donde el sello Herrensauna, directamente desde Berlín, hizo de anfitrión del evento. Una buena forma de cerrar el segundo día de la Semana de la Moda de Milán.

Para más desfiles sobre MFW, puedes hacer click a continuación.

Newsletter