READ IN: English

Ha pasado menos de una semana desde que Kim Kardashian anunciara su línea de ropa deportiva, Kimono, pero su nueva aventura empresarial ya ha recibido reacciones negativas de los usuarios de las redes sociales, especialmente de la comunidad japonesa.

Se acusa a KKW de apropiación cultural por utilizar la palabra “Kimono”, que se refiere a una prenda tradicional de la cultura japonesa, como el nombre de su nueva marca.

Kim Kardashian - Kimono

Me siento muy triste de que el nombre “Kimono” esté siendo usado para algo completamente diferente de lo que los japoneses sabemos de él”, escribe @bunkaiwa en Twitter. “Kimono es ropa tradicional japonesa y estamos muy orgullosos de su historia y cultura. Lo siento, pero creo que la elección de este nombre es simplemente ignorante

Aunque no tiene planes de cambiar el nombre de su marca, asegura a aquellos que están preocupados de que la marca no “diseñará ni lanzará ninguna prenda que se asemeje o deshonre a la prenda tradicional – el Kimono –“. El revuelo ha sido tal que hasta el alcalde de Kioto ha enviado una carta abierta a Kim Kardashian como una petición formal para que cambie su controvertida marca Kimono.

Haciéndose eco de muchas otras personas que han expresado su preocupación y desaprobación por el nombre de la marca, la declaración de Daisaku Kadokawa hace hincapié en la importancia del kimono tradicional en la cultura japonesa:

“Creemos que los nombres de’Kimono’ son el activo compartido con toda la humanidad que ama al Kimono y su cultura, por lo tanto no deben ser monopolizados”.

A principios de esta semana, Kim respondió a las acaloradas críticas contra su marca de ropa deportiva con una declaración compartida con The New York Times. Ella dijo que no tiene planes de cambiar el nombre de su nueva empresa.

Parece que todavía quedan muchos capítulos de esta historia…

UPDATE:  Kim Kardashian acepta cambiar el nombre de su marca.