READ IN: English

Mientras Kanye West está gestionando cómo cambiarse de nombre legalmente, Kim Kardashian mantendrá el suyo con el apellido West.

Tal y como lo ha confirmado TMZ, Kim Kardashian no eliminará el apellido West de su nombre tras el divorcio. Tampoco lo hará con North, Saint, Chicago o Psalm. ¿El motivo? Asegurar el bien de sus cuatro hijos, fruto de su matrimonio con el rapero.

La noticia del divorcio llegaba a principios de este mismo año, alegando que en la relación existían una serie de “diferencias irreconciliables”. Sin embargo, la ex pareja ha mantenido en todo momento una relación amistosa -aparentemente. A lo largo de estos meses, hemos podido ver a Kim y a Kanye almorzando juntos e incluso la celebrity acudió a las listening parties de DONDA. Sin ir más lejos, en la tercera escucha celebrada esta madrugada, Kim participó en el show de Kanye con un vestido de novia diseñado por Balenciaga.

Además, esta decisión de mantener el apellido West podría estar ligado también al hecho de no tener que solicitar una nueva marca para todas sus empresas. ¿Qué opináis?