READ IN: English

Nicolas Di Felice sorprende otra vez con la propuesta para la nueva mujer Courrèges. Esta temporada, Courrèges va más allá del mensaje sostenible y realiza un desfile en torno a una instalación de latas de aluminio aplastadas.

El diseñador capta a la perfección la esencia del Courrèges de los 60s y le da una vuelta de tuerca para la mujer actual. El brillo metálico de las latas del suelo se convierte en nexo de unión con las piezas de la colección.

Botas de vinilo y metalizadas por encima de la rodilla, vestidos largos y pendientes grandes. Tampoco han faltado los must de Courrèges. Di Felice ha recuperado de manera sobresaliente las chaquetas de vinilo y los pantalones de piel, pero también la minifalda que ayudó al fundador de la marca, André Courrèges, a adquirir fama mundial en los años sesenta. En contraste estas, aparecen abrigos de gran tamaño y mangas abultadas.

Las gorras cobran gran protagonismo, capaces de acompañar desde pantalones de corte recto y bajo, hasta los maxivestidos de noche. Así mismo, vemos gafas de sol que cubren el rostro de las modelos.

Si para el fundador André Courrèges se trataba de hacer moda para las calles, para Nicolas Di Felice precisamente se trata de eso, de hacer ropa para la gente. Y lo está consiguiendo porque, ¡nos lo pondriamos todo!

Para ver más desfiles de esta temporada, clicka a continuación.

Newsletter