READ IN: English

Una startup japonesa llamada Donut Robotics está desarrollando una mascarilla inteligente llamada C-Mask, que no solo te protege contra el coronavirus, sino que también sirve de traductor.

C-mask

La C-Mask funciona grabando tu mensaje y luego se transcribe a mensaje de texto para que se envíe por Bluetooth. Un poco aparatoso pero merece la pena. Estará disponible en nueve idiomas: japonés, inglés, chino, francés, coreano, tailandés, bahasa, español y vietnamita. Además, no solo traduce, la mascarilla también puede hacer llamadas, anotar reuniones y ayudar a proyectar y amplificar la voz del usuario.

El director general de Donut Robotics, Taisuke Ono declaró: “durante muchos años, hemos dedicado tiempo al desarrollo de robots, y hemos decidido utilizar la tecnología para ser útiles en el mundo post-coronavirus”.

C-mask

Donut Robotics recaudó fondos para iniciar el proyecto en un sitio de financiación pública japonés y ya ha conseguido unos 250.000 euros. “Alcanzamos nuestro objetivo inicial de siete millones de yenes en tres minutos y nos detuvimos después de 37 minutos cuando habíamos alcanzado los 28 millones de yenes”, añadió Ono.

Las mascarillas costarán sobre 35 euros la unidad aunque, de momento, solo estarán disponibles a partir de septiembre en Japón. Sin embargo, la compañía ya ha expresado su deseo de expandir su negocio a EE.UU y Europa.