READ IN: English

La muerte de Karl Lagerfeld el pasado febrero, nos recuerda que nada es eterno por muy bueno que pueda llegar a ser y, por tanto, es necesaria la renovación y búsqueda de nuevos talentos para no perder la magia de la moda.

Kanye West

Kanye West ha llegado a la misma conclusión que nosotros; hace unos pocos días saltaba la noticia a la red de que el rapero y diseñador de su firma Yeezy, pretendía apadrinar diseñadores emergentes para poder hacer realidad sus sueños dentro de la industria de la moda, y así devolver a la moda lo que tanto le había dado al mismo West.

El controvertido rapero se convierte ahora, en un cazatalentos, en un héroe al rescate de la industria. Kanye será padrino e impulsor del futuro de la moda internacional. Los elegidos no solo recibirán una jugosa cuantía económica para llevar acabo sus proyectos, sino que también dispondrán de un asesoramiento en la creación y dirección de sus firmas. El marido de Kim Kardashian sabe que no sólo es importante el dinero, también es imprescindible conocer y saber cómo funcionan la empresa textil de lujo, para realizar una buena gestión y proyección.

El negocio de la moda vive un momento en el que muchos han visto en internet y en las redes sociales una oportunidad y uno medio para lanzar una nueva marca de ropa a bajo coste, pero la oferta supera en grandes porcentajes a la demanda, y el público es cada vez mas selecto a la hora de decidir en qué marcas gastar su dinero. Por lo tanto, la formación es fundamental y el conocimiento del consumidor objetivo.

Kanye Sunday Service

La primera pupila de la factoría West se llama Maisie Schloss, ya es conocida en las filas del diseñador; estudió en la escuela de arte y diseño Parsons en Nueva York y trabajó diseñando la línea femenina de Yeezy. La primera etiqueta de Schloss se llama Maisie Wilen, y su primera colección se presentó ayer en Los Ángeles y se trasladará a París en los próximos días.

Las primeras declaraciones sobre la colección de West fueron las siguientes: “Maisie siempre ha tenido una fuerte perspectiva de la moda y de cómo hacerse, estamos realmente complacidos con su primer trabajo”. Volviendo a la colección, podemos destacar una gran influencia del estilo Yeezy con toques personales de la diseñadora; prendas que se ajustan al cuerpo femenino con estampados semi-animalprint, de estilo futurista y de colores acromáticos. Maisie Wilen tiene mucho que aprender, pero parece que sus pequeños pasos van en la dirección correcta.

Kanye West protagonista de algunos escándalos, se presenta estos días como el servidor del mundo de la moda, y después del gran comienzo de su factoría de talentos solo podemos estar agradecidos por su proyecto.