READ IN: English

Fendi nos induce a través de la pasarela de Milán por la eternidad de unas vacaciones en las que experimentar la liberación en torno al acto de vestir. Infinidad de texturas, trampantojos y trajes subversivos tejieron esta nueva historia de inspiración naturalista dirigida por Silvia Fenturini para SS23.

La marca de lujo daba el pistoletazo de salida a la temporada de vacaciones, impregnando el desfile de un aura tropical y hedonista con prendas de ensueño como blazers con solapas de pico, bucket hats, vestidos combinados con pantalones de lana fluidos y caftanes.

Todas esas siluetas de corte artesanal se construían así como versiones elevadas de looks más terrenales y bohemios. Un universo ecléctico que desplegaba looks embellecidos con flecos como los sombreros de mezclilla índigo, los midi-shorts o bolsos Baguette, y diluía tormentas de color en suéteres de punto de mohair o abrigos de vellón.

«Se trata de un equilibrio entre la decoración y la sencillez. Una sensación de libertad para jugar, mientras redescubrimos el lujo del tiempo libre», expresaba la directora creativa acerca de esta colección que bebe de una serie de referencias naturalistas como el uso de la piel de vaca combinada con piezas de denim. Y cómo no, con su icónico monograma.

YUXTAPOSICIÓN DE CONTRASTES

Aún con ese aspecto terrenal de base, Silvia Fenturini volvió a reflejar su visión disruptiva en esta propuesta en la que se suceden una serie de prendas deconstruidas o recontextualizadas, mostrando sutilmente los cuerpos al descubierto.

En este mismo contexto de subversión de patrones clásicos y juego de percepciones, los collares eran en realidad cadenas de margaritas, mientras que las sudaderas con capucha de tela vaquera revelaban trampantojos impresos en vellón de algodón. Por no hablar de su maestral incorporación de tropos técnicos con el uso de la “sellería ultrasónica” y sus pespuntes de parches de cuero que creaban formas de sombras en los anoraks o las gabardinas.

La exploración de la naturaleza y del mundo animal latieron así en esta propuesta como una oda a los contrastes inspirado en el mundo que nos rodea; entre estampados de vaca, acuarelas terrosas o motivos climáticos envueltos por la sofisticación y la estética elevada de Silvia Fenturini.

Newsletter