READ IN: English

Hace tan solo cinco días, Khloé Kardashian anunciaba a través de un post de Instagram su próxima colaboración con SHEIN. En él, contaba que participará como jueza en el concurso 100K Challenge.

Se trata de un concurso en el que la marca de fast fashion premiará a diseñadores emergentes con 100.000 dólares y la oportunidad de aparecer en su escaparate virtual FW21. Entre los jueces se encuentra la mismísima Khloé Kardashian en compañía de Law Roach, Christian Siriano, Jenna Lyons y Laurel Pantin.

Tal y como compartía la celebrity en sus RRSS: “Estoy muy emocionada de haberme asociado con @sheinofficial para juzgar el desafío #SHEINx100K. El programa SHEIN x Designer Incubator da a los diseñadores de moda con talento la oportunidad de diseñar una colección para SHEIN que será vista por fashionistas de todo el mundo.”

Fue a partir de ese momento cuando empezó a recibir numerosas críticas por parte de todos aquellos que se posicionan en contra de SHEIN y las marcas fast fashion. Son varias las razones que animan a ir en contra de la marca; desde la preocupación por el impacto ambiental negativo que genera su proceso de producción hasta las condiciones laborales de sus trabajadores; pasando por los plagios al trabajo de otros diseñadores.

Por su parte, SHEIN se defendió a través de un portavoz que asegura que “SHEIN X es un programa de incubación que fue desarrollado para apoyar específicamente a los pequeños talentos independientes y darles la oportunidad de hacer crecer sus ingresos, ganar exposición y aprovechar una audiencia masiva en todo el mundo. Los jueces que participaron en el SHEIN x 100K Challenge apoyan a los diseñadores emergentes, pequeños e independientes. Todos estamos emocionados de ver sus diseños y creatividad cobrar vida en el programa.”

Khloé Kardashian, de momento, no se ha manifestado sobre esta controversa situación.

Si no quieres perderte las últimas noticias de actualidad, te recomendamos que te mantengas [email protected] a nuestra web.