READ IN: English

La dirección de PVH no está contenta con algunos resultados de Calvin Klein y abre un conflicto creativo con Raf Simons.

Raf Simons

Hoy os traemos una de esas noticias que te hacen reflexionar sobre la industria de la moda. Mientras todos alabamos la colecciones de Raf en Calvin Klein a nivel creativo, los resultados obtenidos por algunas líneas de la marca no han satisfecho las expectativas del grupo PVH – dueño de CK – que, para 2019, prevé regresar a unas colecciones más comerciales y asequibles. O lo que es lo mismo a limitar creativamente a Raf SimonsUNA BARBARIDAD.

El conflicto con Raf Simons surge por que dos de las líneas desarrolladas por el diseñador belga no han gustado en la cúpula del grupo, que las considera extravagantes, caras y alejadas de lo que es el ADN de Calvin Klein. Quizá es algo que deberían haber pensando cuando ficharon a un talento como Raf y con una personalidad tan fuerte en cuanto a patrón y concepto.

A partir de esas declaraciones del consejero delegado de PVH, han comenzado a circular rumores de que Calvin Klein no renovará el contrato que tiene con Raf, el cual expira en agosto.

Todo es muy extraño sobretodo cuando los números siguen in crescendo dentro de la firma. En los nueve primeros meses de 2018, Calvin Klein incrementó sus ventas un 11%, hasta 2.441,4 millones de euros.

Al final, la moda se divide en dos tipos de marca, los que se apoyan únicamente en un concepto y los que apuestan por la visión comercial centrándose en las demandas del mercado. Sin duda el equilibrio entre estas dos posturas es el punto que las llevará al éxito, y desde nuestro punto de vista Raf tiene esa habilidad.

Si quieres conocer en qué acabará todo esto sigue atento a nuestras noticias.