READ IN: English

Cuando hablamos de los zapatos Louboutin, inmediatamente pensamos en suelas rojas. Pero ¿por qué algo tan simple como el color de la suela lo distingue de otras marcas y eleva su precio? ¿Cómo surgió la idea?

Louboutin

Cuentan que en 1993, cuando llevaba unos dos años en el negocio, Louboutin había pensado en hacer un zapato inspirado en ‘Flowers’ de Andy Warhol. El prototipo, un tacón rosa con una flor de tela, había llegado de Italia. Louboutin estaba muy contento con el resultado porque era similar al cuadro, sin embargo había algo que no le gustaba y no conseguía entender qué era.

Louboutin

Louboutin recuerda que estaba mirando la suela del prototipo de color negra y que mientras, en ese momento, su asistente se estaba pintando las uñas. El diseñador cogió el esmalte de uñas, que era rojo, y cubrió la suela del prototipo. Fue ahí cuando se dio cuenta de que ese era realmente el dibujo que estaba buscando.

Es curioso cómo un negocio que vale una fortuna global se estableció, por así decirlo, con algo tan trivial como un frasco de esmalte de uñas.

Como dice Louboutin, “los hombres son como toros. No pueden resistirse a la suela roja”, y sin embargo, no hubiera sido posible sin esa asistente que se pintaba las uñas.

Louboutin

Pero, ¿qué hace que estos zapatos sean tan caros?

La pregunta que todos nos hacemos. Tanto es así que, de hecho, The New York Times se lo preguntó al propio Louboutin, él culpó a los costes de producción. “Es caro hacer zapatos en Europa”. El aumento de competencia por los materiales de calidad de las fábricas de Asia y la artesanía son los dos principales factores que influyen en su elevado precio.

Pero la idea de las suelas rojas no siempre ha sido exclusiva de Louboutin. En 2012 la empresa holandesa Van Haren comenzó a vender zapatos de tacón con la suela revestida del disputado color, encendiendo la polémica entre los fabricantes.

Louboutin

Louboutin los llevó a los tribunales. Van Haren, por su parte, pidió anular el registro de la marca puesto que, según la directiva europea en la materia, no pueden inscribirse como marca aquellos signos constituidos exclusivamente por una forma (en este caso, la forma de la suela).

Finalmente, tras seis años de enfrentamientos, en 2018, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea reconoció la exclusividad de Louboutin para utilizar las suelas rojas en sus zapatos.

Esta decisión implica que, a partir de ese momento, la firma de lujo puede mantener registrada como marca propia su sello más característico.

Ahora, si ves una suela roja, ya sabes de qué marca es. Eso o que la has pintado con un esmalte de uñas, que vale también.