READ IN: English

Las principales marcas de lujo del mundo, como LVMH, Kering, Hermès y Chanel, han anunciado que cerrarán sus tiendas temporalmente y detendrán las operaciones comerciales en Rusia tras sus recientes acciones militares contra Ucrania.

Hermès y Richemont, el holding detrás de Cartier, Dunhill y Jaeger-Lecoultre, fueron los primeros en anunciar su suspensión comercial en Rusia. Después Chanel, LVMH, y Kering, (Gucci, Saint Laurent, Balenciaga, Bottega Veneta, etc.) también se sumaron a este bloqueo. Otras marcas que se han unido a este movimiento son IKEA, H&M, adidas y Canada Goose.

Las sanciones impuestas a Rusia han hecho que sea cada vez más difícil para las corporaciones internacionales realizar negocios en el país con Visa, Mastercard y Apple Pay que recientemente anunciaron la suspensión de los servicios. Los rusos actualmente representan aproximadamente 9 mil millones de dólares en gastos anuales de artículos de lujo según un informe de Jeffries.

“Chanel decidió pausar temporalmente su negocio en Rusia. Ya no enviaremos a Rusia, cerraremos nuestras boutiques y ya suspendimos nuestro comercio electrónico”, dijo la maison francesa. “Lamentamos haber tomado la decisión de cerrar temporalmente nuestras tiendas en Rusia y pausar todas nuestras actividades comerciales a partir del 4 de marzo por la noche”, se hizo eco Hermès.

LVMH cerrará 124 boutiques en Rusia a partir de este fin de semana y se ha comprometido a seguir pagando los salarios de sus 35000 empleados. Kering anunció una acción similar con sus 180 empleados en el país. Ambos conglomerados junto con Richemont y L’Oreal se han comprometido apoyar económicamente a los refugiados ucranianos.

Ahora… ¿Por qué no le echas un vistazo a la última colección con mucha asimetría de Kiko Kostadinov?

Newsletter