READ IN: English

Maria Grazia Chiuri celebró la artesanía con una gran cantidad de colaboraciones en un espectáculo increíble en Marrakech.

Dior Crucero SS20

La apropiación cultural ha muerto. ¡Viva la apreciación cultural!

Ese ha sido el mensaje del espectáculo Crucero de Dior que tuvo lugar ayer por la por la noche, una propuesta en la que la directora creativa Maria Grazia Chiuri colaboró con una gran cantidad de diseñadores invitados del continente africano y de otros continentes en un homenaje compartido a la artesanía.

La ubicación de la muestra, los restos del magnífico palacio de El Badi, hablaba de antiguas dinastías y gobernantes. La ropa en sí misma era un diálogo con el mundo de hoy, una celebración de la globalización y la inclusividad.

Celebridades como Jessica Alba, Shailene Woodley, Lupita Nyong’o o Diana Ross estuvieron entre los aproximadamente 800 invitados que asistieron a la mega-producción, que se llevó a cabo poco después de la puesta del sol alrededor de una pila de agua salpicada de docenas de velas y siete braseros en llamas.

Maria Grazia Chiuri

Maria Grazia Chiuri

«En este momento en el que hablamos mucho sobre la apropiación cultural, de género, postcolonialismo, medio ambiente, como casa de moda es importante reflexionar sobre estos temas y pensar en cómo podemos iniciar una conversación diferente con nuestra audiencia» afirmó la diseñadora.

Con una banda sonora hipnótica de músicos de Jajouka, acompañados por la banda electrónica británica The Orb, un diverso elenco de modelos caminó en más de 110 looks que iban desde la clara influencia africana hasta vestidos de noche negros que llevaban la esencia de Yves Saint Laurent.