READ IN: English

Para el próximo otoño, todos deberíamos estar abrazando de frente nuestras nociones internas y “eliminando […] la censura” para empezar a disfrutar de los placeres que se esconden en nuestro interior.

Marni

Neuroerotik, título de la colección, alude a que la vida de las mujeres está gobernada por dos fuerzas: la promesa del cerebro de imaginar más allá de lo que se conoce, y el impulso insistente de las hormonas y los cromosomas, que nos empujan hacia experiencias sensuales que nuestros cerebros no quieren comprender. Es lo racional contra lo irracional, pero con un giro deliciosamente pervertido y optimista. En el momento que puedes ver una mano como si fuese un pezón las posibilidades se hacen infinitas.

Francesco Risso, director creativo de Marni, nos ha ofrecido una colección que se aleja, bastante, de lo que nos tiene acostumbrados. Una propuesta en la que las formas fueron cortadas sin mucho mimo para ser posteriormente reinterpretadas, las faldas plisadas eran arrugadas asimétricamente, los abrigos conectados en el hombro, los vestidos formados por un mosaico de sedas, drapeados, plisados y un sin fin de formas que emanaban la esencia de Marni pero que las conviertían en algo completamente nuevo.

Marni FW19

Las mejores piezas fueron las que contenían contradicciones: los vestidos a trozos con una corbata que jugaba a ser bufanda en el cuello, los largos números retro en charmeuse con sus elegantes pliegues o los vestidos de lunares pixelados. En cuanto a la paleta de color estos se enfrentaban entre si:  negro, blanco, naranja y rosa.

Esta no fue una colección fácil que apueste por lo de siempre, había un lado oscuro que se apoderaba de todo. Pero a la vez también había algo conmovedor e insondablemente chic en la visión neurótica y erótica de Risso.

Más propuestas de #MFW aquí.