READ IN: English

La diseñadora, conocida por su cuidada mezcla entre el street, sport y tailoring, creó una colección alrededor de diferentes personajes masculinos: el perverso banquero, el director deportivo e incluso el trabajador sexual online, al que se refirió como los “chicos webcam”.

“Me divertí con esos personajes”, dijo Rose, que jugó con la proporción y las siluetas tradicionalmente masculinas. Sus modelos llevaban camisas de seda, blusas de asas con bordes de encaje, vaqueros desteñidos, lencería con ligueros… Un poco de todo, la verdad.

Rose también tomó el deporte como inspiración, tomando esas sutiles rayas de las camisetas de fútbol. Los pantalones cortos de deporte masculino se encogieron hasta el punto de ser tan pequeños y ajustados que actuaron como ropa interior.

Nada es lo que parece con la colección SS21 de Martine Rose. Sin embargo, funciona. La combinación de tantos mundos nos habla sobre la hipermasculinidad y las expectativas, culminando en una perfecta deconstrucción de lo que conocemos hoy en día.