READ IN: English

Para el FW de 2019, el fundador de Palm Angels, Francesco Ragazzi, abandonó su desfile habitual de Milán para realizar su presentación en la Semana de la Moda de Nueva York.

Palm Angels FW19

La escenografía hacía referencias constantes a un ambiente renacentista y punk, con un decorado en el que unos altísimos pilares de vidrio estaban presididos por una figura similar a una escultura de mármol. Los sonidos de punk-electrónico de fondo eran la banda sonora, y la pasarela estaba iluminada a golpe de estrobo con matices de rojo.

En cuanto a la colección, la madurez y el concepto brillaron por encima del street al que Palm Angels nos tiene acostumbrados. Aunque no por ello la esencia se hizo menos patente.

A primera vista: modelos con coleta, gafas de laboratorio y un uniforme de cazador 100% utilitarista. En general, la colección fue calculada y afinada, como la caza, pero impregnada de estética callejera que reflejaba el espíritu real de Palm Angels.

Desde prendas formales de outerwear acentuadas por cadenas de metal, hasta botas de cuero futuristas diseñadas con paneles de piel de serpiente, la colección ofreció una visión más madura y quizás más refinada de la tendencia street a la Ragazzi nos tiene acostumbrados.

Palm Angels FW19

Un claro acercamiento a un nuevo Palm Angels que al igual que sus “marcas amigas” se ve obligado a redireccionar su posicionamiento dentro de una industria cada vez más competitiva – eso sí, sin perder ni un ápice de su esencia.