READ IN: English

Paris Hilton se abre por primera vez sobre un doloroso secreto que ha mantenido en privado durante más de dos décadas. En su nuevo documental, This Is Paris, que se estrena el 14 de septiembre en el canal de Hilton en YouTube, la empresaria y estrella de reality revela los abusos que sufrió en un internado de Utah.

Paris Hilton

Años antes de que se convirtiera en personaje público, Hilton era una adolescente que vivía en el famoso Hotel Waldorf Astoria de la ciudad de Nueva York con sus padres. Junto con los privilegios de su vida en la gran ciudad vinieron grandes tentaciones.

“Era muy fácil escabullirse e ir a discotecas y fiestas”, recuerda Hilton. “Mis padres eran tan estrictos que me dieron ganas de rebelarme. Me castigaban quitándome el móvil y la tarjeta de crédito, pero no funcionaba. Seguía saliendo por mi cuenta”.

Rick y Kathy, sus padres, se hartaron y tomaron la decisión de enviar a su hija de 17 años a varios internados para que aprendiese a comportarse. Sin embargo, uno de ellos marcó a Paris: el internado Provo Canyon. “Se suponía que era un colegio, pero las clases no eran lo peor”, dice Hilton. “Desde el momento en que me despertaba hasta que me acostaba, estaban todo el día gritándome en la cara, una tortura continua”.

Paris Hilton

“El personal me decía cosas horribles. Creo que su objetivo era acabar con nosotros. Nos maltrataban físicamente, nos golpeaban y estrangulaban. Querían infundir miedo a los niños para que tuviéramos miedo de desobedecerlos”.

Otros compañeros de internado de Hilton también aparecen en el documental, donde confiesan que les hacían tomar medicamentos a la fuerza y que les ataban con correas como castigo. Cuando se rumoreó que Paris estaba intentando huir del internado, la aislaron durante 20 horas al día.

Cuando se le pregunta si sus padres conocían las condiciones en las que vivía, Paris deja claro que solo podía hablar con ellos una vez cada tres meses. Además, tenía miedo de que no la creyesen ya que el personal le decía a los padres que los niños estaban mintiendo.