READ IN: English

Pepa Salazar presenta su nueva colección inspirada por lo cotidiano surgida durante la cuarentena. La propuesta se ha lanzado previo al calendario de Fashion Week europeas con la intención de cambiar el rumbo del sector. 

Pepa Salazar

Con esta nueva colección, Pepa Salazar (@pepasalazar) pretende cambiar el curso en la industria de la moda. Así, rehuye de la temporalidad y apuesta por la producción de proximidad, siguiendo su filosofía, y el consumo más ético.

La inspiración de la colección, así como el desarrollo de la misma, nace durante el reciente confinamiento. Los días se sucedían y el uniforme para superar el confinamiento era el mismo. Parecía como si la moda se hubiera vuelto completamente prescindible. Esto se convirtió en un sentimiento frustrante pero a la vez inspirador para la diseñadora. Fue entonces cuando enlazó el sportwear y el ready to wear en una colección cómoda y versátil alargando así la vida útil de las prendas.

La diseñadora trabaja lycras deportivas de diferentes acabados aterciopelados, satinados y transparentes. Se materializan en siluetas ceñidas al cuerpo con cortes futuristas “mech”, drapeados o conjuntos de dos piezas oversize sin talla que se ajustan mediante tiras elásticas a cada cuerpo. La gama cromática presente en la colección va desde tonalidades relajadas como el verde militar, a colores en contraste como rojos, rosas y amarillos.

El diseño y motivación de esta colección refleja a la perfección la identidad de la diseñadora, donde la ética y el compromiso en los procesos de creación y producción son la principal apuesta.

Más sobre Pepa Salazar aquí.