READ IN: English

Prada SS23 de Miuccia Prada y Raf Simons es un auténtico alarde la tradición como vehículo esencial para posicionarse en la vanguardia de la moda. Bajo el nombre de «Prada Choices», ambos diseñadores han conseguido unir en la pasarela su estilo sofisticado y punky, respectivamente.

El primer impacto es de un hombre de los 60s; a medida que avanza el desfile, uno se da cuenta que Miucca y Simons han recreado el perfil del Mod perfecto. Los Mods conducían motos italianas, bebían café espresso, se cortaban el pelo al estilo francés y veían cine de la new wave. Los iconos musicales de aquella época eran The Who y Los Beatles. Y en eso justamente se ha convertido la pasarela.

En ella han desfilado los mejores trajes de chaqueta italianos, las Harrington, los cuellos de tortuga con rayas llamativas y las botas Beatle. Prada también ha resucitado el cuadro Vichy, que apunta maneras como próxima tendencia. Junto a los estampados vichy, el tartán y las rayas aparecen en prendas de punto muy apetecibles para el entretiempo. Por supuesto, tampoco ha podido faltar el toque chic de Prada en la propyesta: abrigos en capas, shorts muy cortos, y bolsos Symbole.

A través de la máxima «Avanzar y aprender”, palabras claves de la esencia modernista, la colección se sustenta en piezas directas, reconocibles y arquetípicas. Siempre hay una complejidad de pensamiento detrás de resultados aparentemente simples, y así se desmuestra en Prada SS23.

Encontrando el equilibrio entre lo Kinky y la elegancia, Miuccia Prada y Raf Simons fusionan elementos que pueden resultar extraños en un primer momento pero que funcionan a la perfección en el cuerpo. Solo hace falta ver la galería de imágenes del desfile para darnos cuenta de que se trata de una propuesta no solo idónea para Prada sino que nunca pasa de moda.

¿Ganas de más colecciones de esta Milan Fashion Week? ¡Lo tenemos! Si aún  no has visto los desfiles, puedes verlos aquí.

Newsletter