This post is also available in: English

Hace una hora aproximadamente conocíamos que el ganador del premio LVMH 2018 al mejor joven diseñador era para Doublet, la marca de Masayuki Ino.

Masayuki Ino

Masayuki Ino

Tras un poco de reflexión, la justa, hemos concluído que este premio reafirma una tendencia consolidada en el mundo de la moda, las calles ahora son moda.

Si en la Fundación Louis Vuitton con un jurado compuesto por Karl Lagerfeld, Clare Waight Keller, Maria Grazia Chiuri y Nicolas Ghesquière la ganadora es una marca de streetwear esto nos deja de nuevo más que patente que la moda está cambiando. La inspiración ya no es la burguesía y el alto standing, ahora nos fijamos en los barrios, en las calles, en resumen: en la realidad de la mayor parte de la población.

Masayuki Ino | Doublet

Masayuki Ino | Doublet

A base de denim, camisetas oversize, made in Japan y un gusto exquisito en las referencias, Masayuki Ino (@__doublet__) ha conquistado los 300.000€ y el año de tutoría que llevará su proyecto al siguiente nivel; ¡enhorabuena!

Ayer también conocíamos los ganadores del CFDA, consúltalos aquí.

HIGHXTAR. is an online blog magazine devoted to the products that make contemporary urban life exciting.

>>> NEWSLETTER <<<

Suscríbete a nuestra newsletter y no te pierdas lo último de HIGHXTAR.
-
Subscribe to our newsletter and don't miss the latest from HIGHXTAR.

E-Mail
Hablamos W/ Motofumi ‘Poggy’ Kogi

Hablamos W/ Motofumi ‘Poggy’ Kogi

Hablamos con Poggy, una de las personas más influyentes en el mundo de la moda y el streetwear japonés. Su carisma y visión lo han llevado a dirigir United Arrows & Sons.

John Yuyi | El templo del arte digital

John Yuyi | El templo del arte digital

La artista John Yuyi explora la conexión entre el cuerpo y las imágenes; entre lo físico y lo virtual. Ahora la piel es la pantalla o lienzo sobre el que refleja la adicción a las redes.

Jon Kemuri SS18 | Now, Good Luck

Jon Kemuri SS18 | Now, Good Luck

Cuando el made in spain hace cosas como la que acaba de presentar Jon Kemuri lo único que nos queda es sentirnos orgullos, muy orgullosos.