Hazte premium, solo 1€ al mes

¿Qué está pasando con los vasos reutilizables de Stanley?

Están tratando a estos vasos reutilizables como si fueran unas zapatillas mega hypeadas del año 2018. ¿Qué está pasando con las Stanley Quencher?

¿Qué está pasando con los vasos reutilizables de Stanley?

En un mundo sobre estimulado como el que vivimos, incluso el artículo más tonto se convierte en un fenómeno viral. Si una toalla de Ikea o unas zapatillas del lidl han conseguido que gente se pegue por ellas , ¿por qué no podrían conseguirlo unas simples botellas de agua reutilizables?

https://www.tiktok.com/@ron.geezy/video/7209510572868504878?is_from_webapp=1&sender_device=pc&web_id=7225673544813774362

Parecida al famoso trofeo de hockey del mismo nombre, la Copa Stanley se ha convertido, de forma casi delirante, en una parte fundamental de la cultura, sobre todo en Estados Unidos. Y si consumes TikTok el tiempo suficiente, te darás cuenta de que el fenómeno va muy en serio, y encontrarás a millones de personas obsesionadas con el objeto. Unas 6,7 mil millones de ellas para ser exactos. Esa es la cantidad de visitas que tiene el hashtag de TikTok #stanleycup, que incluyen videos review, unboxings, y alabanzas varias al producto en cuestión. 

El Stanley Quencher se ha convertido en un producto tan popular que las ventas anuales del año pasado superaron los 750 millones de dólares, según los datos revisados por CNBC Make It. El artículo se puede comprar en los grandes almacenes de todo el país, incluidos Target, Walmart, Kohls y Dick’s Sporting Goods, por alrededor de 50$. ¿Por qué alguien se gastaría tanto dinero en un vaso reutilizable?

¿Cómo un vaso reutilizable se ha podido hacer así de famoso?

Una buena estrategia de marketing. 

Stanley se las ha ingeniado con una jugada de marketing que simplemente arrasa. Aunque Stanley ha estado lanzando su «The Quencher H2O FlowState™ Tumbler» desde el 2016, no fue hasta que los influencers le dieron su sello de aprobación que esta maravilla se volvió el centro de atención. Después de que Terence Reilly dejara el mundo de las Crocs para dirigir los destinos de Stanley en el 2020, decidió ponerle toda la carne al asador con el marketing de influencers para catapultar las ventas de los Quenchers, y vaya que lo logró al convertirlos en el producto estrella de la compañía ese mismo año.

Ahora, en las redes sociales, algunos influencers se pavonean con un ejército de Quenchers en todos los colores de edición limitada, y sus videos con estas tazas ya han acumulado más de 5 mil millones de vistas en TikTok. De hecho, podríamos decir que TikTok es en parte responsable del ascenso meteórico de Stanley. La marca tiene un programa de afiliados bien aceitado, con acuerdos de marca con montones de influencers que crean contenido con las Stanley, dándoles un estatus que cualquier patrocinio envidiaría. 

Esta estrategia unida a la de los fenómenos de la escasez y las ediciones limitadas hacen que los compradores puedan sentirse atraídos por la idea de poseer algo único o raro, lo que puede mejorar su autoestima o imagen social. El mejor ejemplo de esto es el de como la colaboración de Stanley x Starbucks, que consiguió que los compradores acampasen a las puertas de los supermercados para hacerse con un ejemplar, como si de una Air Jordan x Off White en pleno 2018 se tratase. 

https://www.instagram.com/reel/C1jNo7FI8Rs/?utm_source=ig_web_copy_link&igsh=MzRlODBiNWFlZA==

Construyendo el mito 

Cualquier producto que se venere en la industria actual de consumo, se convierte en leyenda. Y para eso, se necesita una buena historia detrás. La copa Stanley la tiene. 

@danimarielettering

Thirsty after you catch on fire? @Stanley 1913 is like no problem i gotchu #fyp #carfire #accident #stanleycup

♬ original sound – Danielle

Este vasito reutilizable e indefenso fue el único artículo que sobrevivió al incendio del coche de esta mujer.  Y el vaso todavía tenía hielo en su interior cuando se lo encontró. Danielle, la protagonista, publicó sobre el incidente en TikTok y se volvió enormemente viral, con 92 millones de visitas y 9 millones de «me gusta». El presidente de Stanley, Terence Reilly, hizo referencia al vídeo de TikTok, afirmando que la prueba mostró que el producto está «construido para toda la vida», y le ofreció a la mujer Stanley gratis y un coche nuevo.

Aunque desde el punto de vista empresarial y social las Stanley cups estén siendo un éxito, cabe preguntarse si en términos de consumo sostenible gozan del mismo valor, ya que el fenómeno parece estar fomentando un consumo excesivo de algo que realmente no resulta necesario. ¿Qué opináis vosotros?

Sigue toda la información de HIGHXTAR desde Facebook, Twitter o Instagram

© 2024 HIGHXTAR. Todos los derechos reservados.