READ IN: English

Reebok ha anunciado que ya no renovará nunca más su contrato con CrossFit. Tras una década de partnership, la firma sportswear ha cancelado la colaboración tras el tweet pro-racista del CEO de Crossfit, Greg Glassman. 

Reebok cancels partnership with CrossFit

Todo llegó con el RT por parte del racista de una publicación de @IHME_UW, que expresaba lo siguiente: “El racismo y la discriminación son problemas críticos de salud pública que exigen una respuesta urgente. #BlackLivesMatter”. A ello, Greg respondía: “it’s FLOYD-19”.

En el tweet, Glassman mostraba su postura racista ante el statement del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud sobre el reciente asesinato de George Floyd.

Y es que, más allá de las noticias de Reebok, varios respetados gimnasios y atletas de CrossFit también han expresado sus opiniones sobre el asunto, muchos de los cuales ya han quitado el nombre de “CrossFit” de su lista de gimnasios o han decidido boicotear el establecimiento CrossFit.

Racism public health issue

Tal es la gravedad del asunto, que Reebok ha abordado el tema con la declaración: “Recientemente, hemos estado en discusiones sobre un nuevo acuerdo, sin embargo, a la luz de los recientes acontecimientos, hemos tomado la decisión de poner fin a nuestra asociación con el cuartel general de CrossFit. Cumpliremos con nuestras obligaciones contractuales restantes en 2020. Se lo debemos a los competidores de los Juegos CrossFit, a los aficionados y a la comunidad”.