READ IN: English

Schiaparelli abre la Semana de la Alta Costura en el Museo de las Artes Decorativas de Paris, partiendo de un lienzo en negro para plasmar todo su universo. En lo que supone su propuesta más ortodoxa hasta la fecha, el desfile coincide con el estreno de la exposición «Shocking Chic’, una retrospectiva de la maison y su fundadora.

Después de la lección de astronomía del pasado año, en esta edición Schiaparelli ha decidido centrarse en la naturaleza. Por un lado, nos encontramos con un auténtico despliegue floral, que podemos encontrar en vestidos, sobreros, corsés, apliques para los pechos y a modo de pendientes. Por otro, podemos ver alusiones frutales en varias piezas: un racimo de uvas a modo de pendientes colgando por el escote, a modo de broche o como un bordado en una chaqueta. Como elemento de la naturaleza, también aparece el motivo recurrente de la paloma blanca.

Los volúmenes han sido otro pilar fundamental de la colección. Estos hacen referencia a los trajes de inspiración victoriana que Elsa pondría en valor a mitad del siglo pasado. Ahora, Daniel Roseberry recupera ese legado y lo materializa en forma vestidos palabra de honor con metros y metros de tejido satinado. Arremolinándose a la altura de la cadera, se crean volúmenes imposibles que evocan a los pétalos de una flor.

Los accesorios siguen siendo parte esencial del universo onírico de la marca, y no solo encontramos las comentadas joyas. Esta temporada, los sombreros a lo gondolero toman protagonismo. Así mismo, los zapatos retoman las máximas de la primavera-verano 2022 y apuestan por el diseño con los dedos de los pies en dorado.

Cuando el legado es tan inmenso, cuesta aún más poner en valor los elementos que simbolizan la marca. Sea como sea, Daniel Roseberry sabe hacerlo con verdadera maestría. De esta manera, el célebre candado, ADN de la marca, se convierte en un amuleto de la mujer Schiaparelli. Lo encontramos en collares tipo choker de terciopelo a los que también se le suma otros motivos como el corazón y la cruz.

Seguramente esperabas que Roseberry optara de nuevo por centrarse en los diseños surrealistas que impulsaron la marca. En cambio, mostró su colección de Alta Costura más ortodoxa hasta la fecha, poniendo de manifiesto el legado más oculto de Elsa Schiaparelli. Un legado, que por cierto, puedes conocer si vas a la exposición, abierta hasta el 22 de Enero del 2023.

Newsletter