READ IN: English

La Secretaría de Cultura de México acusó a Shein de plagio y apropiación cultural. Una semana más tarde, el gigante textil chino se ha visto obligado a retirar la prenda del mercado.

Se trata de una blusa de flores que es, prácticamente, idéntica a un tradicional huipil bordado en 2017 que pertenece a la marca de ropa artesanal YucaChulas.

Ante las acusaciones, Shein publicó un comunicado en el que aseguran «respetar y celebrar todas las culturas, además de reafirmar su respeto por los artesanos de México y de todo el mundo». Al mismo tiempo, anunciaban la retirada de la prenda de sus canales de venta.

Pero no es la primera vez que la marca de fast fashion se ve envuelta en una cuestión similar, pues ya acumula en su historial una gran cantidad de acusaciones del estilo. Entre las marcas afectadas por Shein se encuentran grandes nombres como Oakley, Ralph Lauren o Dr. Martens.

Newsletter