READ IN: English

La relación entre las marcas adidas y Reebok ya tiene fecha de caducidad; aún así, hasta que llegue el desdline ambas siguen trabajando para ofrecer al público nuevos productos de calidad como el híbrido; ZX Pump. Una idea que combina lo mejor de este dúo y BOOST de 2019. El modelo respira originalidad y frescura a través de colores vibrantes.

La base de las ZX Pump toma de inspiración las siluetas ZX 8000 de adidas Originals y las Reebok Instapump Fury. Dos de los modelos más recurrentes del mercado. La convergencia resurge con materiales de primera calidad y detalles específicos que hacen reconocible la presencia de las dos creatividades; pero a su vez se ha diseñado una zapatilla de carácter único.

Los detalles más superficiales también se han manifestado en este híbrido de 2021. El colorway “aqua” y el “citron” fluyen de forma magnética a lo largo de todo el upper de la zona superior. La determinación de ambas marcas ha dado como resultado un calzado sugerente que, además, homenajea el trabajo de adidas y Reebok de forma independiente con su firma en la lengüeta.

El par presenta el clip de talón ZX 8000, una unidad de suela Instapump Fury en blanco y rojo. La tecnología superior de las ZX Pump busca un mayor ajuste con el sistema de cierre especial de Reebok. Este modelo híbrido ya está disponible en la web de adidas y tiendas seleccionadas por un precio de 200 euros.