READ IN: English

El diseñador Telfar Clemens ha roto con el desfile clásico en pasarela convencional en la NYFW, transformando la exhibición de su colección FW19 en un simple elemento más del show.

Telfar FW19

Las pasarelas son a veces más el escenario de un espectáculo que un simple catwalk para mostrar ciertas tendencias. Telfar ha elevado esta idea a la enésima potencia y ha convertido el desfile de su colección FW19 en la NYFW en todo un concierto.

Para el programa, titulado Country, Telfar Clemens se asoció con el dramaturgo Jeremy Harris y juntos desarrollaron la idea de un desfile que funcionara más como una performance que como una pasarela para mostrar las prendas de la colección. El espectáculo estaba compuesto por bailarines, cantantes, una banda de punk y un rapero – Butch Dawson – que iban acogiendo a los modelos cuando estos se lanzaban al baño de masas. Jeremy Harris participó también proclamando un manifiesto sobre los ideales y los habitantes del país de Telfar.

El público tenía que hacerse un hueco entre la multitud para poder ver de cerca las piezas igual que la gente intenta buscar el mejor espacio en un concierto. Mientras en el ambiente reinaba un caos prodigioso, de fondo sonaba música blues, rap y R&B. Los modelos iban practicando el crowdsurfing en lugar de terminar la pasarela completa, así que había que ser muy avispado para ver las piezas clave de la colección.

Telfar Clemens FW19

Total looks, prendas de punto con logotipo, trajes a rayas de estilo relajado y sudaderas con la palabra Country fueron algunos de los elementos más destacados de la colección. Las prendas seguían la estética clásica de la firma, con mucho denim, pantalones acampanados o camisetas de un solo hombro. Una serie de códigos de moda con los que Telfar Clemens ha construido una identidad que manifiesta una unión entre alta y baja cultura y entre estilos alternativos (de hecho, el diseñador previamente había organizado un destile en un restaurante de comida rápida). Una hibridación que esta vez ha ido más allá de la moda y las prendas como tal, convirtiendo el espacio en todo un manifiesto cultural.