READ IN: English

Según un estudio realizado por la Universidad de Tufts (Massachusetts) los sueños extraños que experimentamos durante la fase onírica podrían ayudarnos en nuestro día a día.

Seguramente hayas experimentado algún que otro sueño estrambótico del que te despiertas y piensas ¿WTF?. Bien, no eres el único. Su naturaleza subjetiva ha provocado que desde principios del siglo XX se estudie la fase onírica y su significado a través de diversas teorías como la del Psicoanálisis de Freud. El objetivo es entender por qué soñamos lo que soñamos y los significados racionales que podemos extraer de esta fase.

La Universidad de Tufts (Massachusetts, Estados Unidos) ha estado investigando, gracias a la inteligencia artificial, el funcionamiento de las redes neuronales para extraer información del cerebro. De esta forma, se ha llegado a la hipótesis de que los sueños suponen un descanso del celebro después de estar expuesto a millones de estímulos durante la etapa de vigilia.

“Aunque se han planteado varias hipótesis, muchas de ellas se contradicen con la naturaleza escasa, alucinatoria y narrativa de los sueños. Una naturaleza que parece carecer de cualquier función particular.” afirma Erik Hoel, profesor asistente de investigación en neurociencia de la Universidad de Tufts, a The Guardian.

Los sueños no son más que interpretaciones de nuestro propio cerebro extraídas de lo más profundo del subconsciente. Irracionales por naturaleza.

Para más noticias sobre actualidad, visita nuestra web.