READ IN: English

Yves Saint Laurent encontró inspiración para crear muchas de sus colecciones frente al océano de la costa norte de África, ayer Antonhy Vaccarello, trasladó a los asistentes del desfile de Malibú la perspectiva del diseñador años atrás. Marruecos cuenta con uno de los museos más importantes dedicados al modisto francés. La colección para hombre Primavera/ Verano 2020 fue completamente exquisita y muy aclamada por los medios.

Yves Saint Laurent

Desde que Vaccarello aterrizó en la casa francesa en 2016, decidió que sus shows se disfrutasen exclusivamente desde un lado para que la vista de los asistentes fuese ininterrumpida, de tal manera que no se perdieran ni un solo detalle. El diseñador de origen belga estuvo poco tiempo en contacto con la moda masculina hasta que tomo las riendas de YSL, desde entonces, ha encontrado su sitio y su propio estilo a la hora de vestir al hombre del siglo XXI, él mismo ha anunciado en alguna ocasión la comodidad que siente al diseñar para hombre.

Cuando un diseñador disfruta esbozando y creando, se percibe en cada una de las piezas, en la elegancia y vanguardismo que desprenden. Vaccarello, el director creativo de Saint Laurent, ha concebido una colección en la que no te preguntas quién viste la prenda, sino que solo disfrutas de su movimiento y sus formas que van más allá de lo meramente escrito sobre la vestimenta de género.

La colección se inspira inicialmente en el Marrakech de los años 70 con una gran influencia de Los Ángeles del XXI, Vaccarello ha encontrado la conexión entre las dos ciudades en espíritu libre que las envuelve y la esencia bohemia de ambas. Otra referencia importante recae en el cantante Mick Jagger, cuando éste recorría el mundo con su banda los Rolling Stones en 1975. Antonhy asegura que Jagger nunca ha estado tan masculino como cuando viste de satén y brillo.

Yves Saint Laurent

La fluidez de género de la colección llega con los shorts denim combinados con camisas y largas trencas de color arena, los pantalones bombachos de proporciones infladas y de mucho movimiento. Un detalle importante han sido los pañuelos que ha sustituidos en más de un look a la corbata tradicional.

La líneas limpias y elegantes de colores monocromáticos son casi una seña de identidad de la firma francesa. Los brillos y transparencias, materiales poco elegidos en desfiles masculinos han llenado de vanguardismo y frescura a la indumentaria masculina, ya no hay barreras ni límites. Como toque, los modelos han desfilado con los ojos maquillados.

Antonhy Vaccarello que ha despedido de los asistentes con una breve presencia en la pasarela, tímido ha saludado y ha abandonado un espectáculo irrepetible.

Yves Saint Laurent SS20