READ IN: English

Como último espectáculo de la semana, 1017 ALYX 9SM completa el relevo de cuatro ciudades de la temporada de ropa masculina. FW20 es una muestra más destilada de la inclinación de Williams por el diseño técnico. Los brillantes dispuestos en formas dinámicas ofrecieron un elemento de lujo que ALYX aún no había experimentado. 

ALYX FW20

Hasta ahora, las colecciones de Williams (@matthewmwilliams) y las colaboraciones que se producen entre ellas, por ejemplo la de este mes con Moncler Genius, han destacado por combinar a la perfección formalidad y utilidad. Con esta última colección, la segunda que realiza en el espectacular y altísimo atrio de cristal de un edificio bancario parisino, se acerca  más que nunca al lujo.

“Estoy preocupado por lo que será, no por lo que pasó. Esta colección trata múltiples versiones de una misma realidad, entre la verdad y la ficción. Soy más consciente que nunca de que la percepción de una sola experiencia es diferente de una persona a otra. Por eso quise trabajar con el artista Ewan Macfarlane investigando lo que significa un maniquí, lo que plantea estas figuras a medio camino entre la escultura y la venta al por menor. De alguna manera, ¿no es eso lo que somos también?”. Estas fueron las palabras de Matthew Williams para presentar un desfile que habla de un mundo flotante, entre el brillo y la desesperación.

ALYX FW20

En esta colección, podríamos hablar de un “glamour utilitario” donde las incrustaciones de brillantes y bordados añaden toques de decoratividad a una prenda de trabajo que ya es en sí misma elegante. Entre los tejidos destacan el nylon técnico reciclado y los algodones tratados como cuero.

Las adiciones de brillantes sirvieron como puerta de entrada a la oferta de ropa de mujer que, finalmente, demostró cimentar la relación de la etiqueta con las prendas de género neutro.

Pese a que la colección es principalmente monocromática, Williams no dudó en incorporar un toque de textura a la colección a través de estampados animales y piel de cocodrilo.

El público suele reconocer a la marca por el activewear y su característica ropa técnica. Sin embargo, Matthew Williams ha sabido trasladarlo a un producto más cercano al público, con un acabado más artesano, tal y como se aprecia en la lujosa pedrería. ¿Quién ha dicho que los hombres no pueden llevar diamantes? ¿Y horquillas con diamantes? Williams seguro que no.